Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

INTERNACIONALES


EL CHACAL NO ESTABA SOLO

Austria: ¿Cómplice en el sótano de Amstetten?



Fecha: 01/05/2008   15:51  |  Cantidad de Lecturas: 2236

Aparentemente Josef Fritzl no fue el único que ingresó al sótano donde por 24 años mantuvo cautiva a su hija Elisabeth, quien dio a luz a siete niños producto de las recurrentes violaciones de su padre




Un inquilino que vivió durante doce años en la casa de Fritzl, en Amstetten, Austria, le relató a la BBC haber visto entrar a otro hombre a la sórdida prisión. Alfred Dubanovsky explicó que, al igual que a otras personas que también le rentaron cuartos, Fritzl le tenía terminantemente prohibido acercarse a la bodega, que el inquilino suponía que era usada para almacenar alimentos. Pero una vez, Fritzl trajo un hombre a la casa a quien presentó como un plomero y bajó con él al sótano, desde donde provenían ruidos, dijo Dubanovsky. ¿20 años de cárcel? "Una vez le pregunté qué eran esos ruidos y me contestó que los producía la cañería de gas del sistema de calefacción instalado en el subsuelo", manifestó. Investigación Dubanovsky, quien el sábado tiene una cita con la policía para contarles sobre sus experiencias, le dijo a la BBC que una vez Fritzl le aseguró que algún día su casa pasaría a la historia. Alfred Dubanovsky fue inquilino de Fritzl durante 12 años. Sus declaraciones coinciden con una amplia investigación lanzada por la policía austriaca, que incluye a cientos de personas que estuvieron en contacto con Fritzl, un electricista jubilado de 73 años que les confesó a las autoridades el calvario al que sometió a su hija, quien ahora tiene 42 años de edad. Se producen también el mismo día en que el periódico austriaco Österreich publica una entrevista con una cuñada de Fritzl, a la que llama simplemente Christine R. "Josef era un déspota. Siempre lo he odiado. Siempre humilló a mi hermana", dijo la mujer. En la entrevista, relata que su cuñado tenía por costumbre "bajar todas las mañanas a las 9 al sótano, supuestamente para dibujar unos planos para unas máquinas que quería vender". Josef era un déspota. Siempre lo he odiado. Siempre humilló a mi hermana Christine R., cuñada de Josef Fritzl "A veces también pasaba toda la noche ahí. Ahora sabemos por qué", agrega. La policía, en tanto, también está examinando la puerta de concreto por donde Fritzl entraba al sótano que, según confesó, sólo podía abrirse a través de un dispositivo electrónico, con una clave de seguridad que él había instalado.

Fuente:  01 de mayo de 2008 (BBC,eg)








SEGUI LEYENDO



     

Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus
Diseño sitios WEB
Copyright ©2017 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados