derf.com.ar    Lecturas hoy: 150407

MISCELáNEAS


Los adictos al sexo



Fecha: 18/02/2010   12:44  |  Cantidad de Lecturas: 1205

A raíz de todo el revuelo por el escándalo sexual de Tiger Woods y sus numerosas amantes, en los medios se ha comenzado a hablar mucho de la adicción al sexo




Pueden engañar a su pareja con cuanta persona se les cruce en el camino. Pueden pasarse horas frente a un televisor o una computadora consumiendo pornografía. Pueden masturbarse cinco o seis veces al día. Pueden buscar espiar a otros mientras tienen sexo. Pueden exhibir sus intimidades en público. Todo lo hacen sin control y en forma desesperada. Y en realidad nada de eso les provoca placer, si no vergüenza, dolor y odio a sí mismos. Es que son adictos. Adictos al sexo. La adicción sexual tiene tres características: es compulsiva, persistente y recurrente. Compulsiva porque no se puede parar, hay que cumplir sí o sí con esa exigencia que impone la cabeza. Persistente porque hay que hacerlo a cada rato, todo el tiempo. Y recurrente porque siempre se acude a los mismos recursos. La compulsión calma una tremenda angustia que proviene de un vacío interior. El adicto sexual siente que la única manera de superar la angustia es teniendo sexo. Y eso se convierte en un hábito. Por eso, lo que caracteriza la conducta del adicto son los rituales. Debe satisfacerse siempre de la misma manera, con la misma secuencia, porque así cree que neutraliza su angustia. Pero el ritual no ataca la raíz del problema, el cual, necesariamente, reaparece. Hay parejas que practican sexo dos o tres veces al día y eso no significa que sean adictos al sexo. Hay personas que se masturban dos veces al día, dice, y eso no tiene por qué ser patológico. Si eso no les causa problemas con su pareja, si no interfiere en su vida, si saben controlarlo, no hay problema. La persona que sufre adicción sólo obtiene placer en el momento, al final del clímax sexual ya se siente mal, vuelve la ansiedad, que va a más y que necesita volver a aplacar con más sexo. Patrick Carnes, el primer terapeuta en definir la adicción sexual, hizo una encuesta entre mil pacientes con esta patología y encontró que el 42% también era adicto a las drogas o al alcohol, que el 38% tenía algún desorden alimentario y que el 28% sufría de compulsión al trabajo. Además, dos de cada tres habían sido víctimas de abuso físico, emocional o sexual durante la infancia. En general, el adicto al sexo tarda en buscar ayuda. Recién hace una consulta cuando su comportamiento le genera demasiados problemas con su pareja, con la sociedad, con el trabajo o, incluso, con la policía. Los tratamientos, generalmente medicamentosos y psicoterapéuticos, para superar la adicción, demoran meses. Muchas veces, la terapia de grupo, ayuda a estas personas, porque hablar con otros disminuye el sentimiento de soledad y vergüenza. El objetivo de estos grupos es lograr un despertar espiritual y llevar ese mensaje a otros adictos.

Fuente:  18 de febrero de 2010 (Por Lic Diana M Resnicoff/MU)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus
Diseño sitios WEB
Copyright ©2017 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados