derf.com.ar    Lecturas hoy: 86375

Francisco pidió perdón por los abusos de los curas pedófilos.

Una publicación compartida de Agencia de Noticias DERF (@agenciadenoticiasderf) el


     




Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

INTERNACIONALES


El caso de la torta que divide a Estados Unidos



Fecha: 06/12/2017   11:07  |  Cantidad de Lecturas: 850

Un pastelero invocó su fe para negarse a hacer una torta para una boda gay y fue demandado




El caso llega a la Corte Suprema y divide el país entre los que defienden la libertad religiosa y los que luchan contra las discriminaciones

Cuando Dave Mullins y Charlie Craig entraron en la pastelería de Jack Phillips, en la ciudad de Lakewood, cerca de Denver el 19 de julio de 2012, lo único que querían era encargar una torta de casamiento. Nunca se imaginaron que iban a terminar cinco años después ante la Corte Suprema en Washington.

Esta pareja gay estaba por viajar a Massachussetts para poder casarse, ya que aún no lo podía hacer en su estado, Colorado. Pero querían una torta de una tienda local para la fiesta, a su regreso. Sin embargo Phillips invocó su fe cristiana y se negó a realizar el pedido.

"Uno de los hombres dijo 'es para nuestra boda', así que enseguida supe que no podía hacer esto", recordó Phillips al sitio Denver Catholic. "No podía usar los talentos artísticos que Dios me había dado para crear una obra para una ceremonia religiosa que viola mi fe. No tenía nada en contra de estos señores, y son bienvenidos en mi tienda en cualquier momento. No era porque fueran homosexuales. Fue por el pastel que querían que creara", explicó.

La pareja presentó una demanda basada en una ley del estado de Colorado que prohíbe cualquier discriminación en comercios que atienden al público. Y cinco años después, la Corte Suprema de EEUU debatirá una insólita pregunta con importantes consecuencias para la sociedad estadounidense: ¿Es una torta de casamiento una forma de expresión artística que se puede rechazar por motivos religiosos a una pareja homosexual?

A lo largo de los años el caso fue adquiriendo una gran carga política y emocional debido a que afectaprincipios valiosos para los estadounidenses: la libertad religiosa, la igualdad sexual y la libertad de expresión, protegida por la Primera Enmienda de la Constitución. Legiones de abogados y lobbistas hicieron estas últimas semanas campaña en favor de la pareja o del repostero.

Los abogados del pastelero aseguran que la torta de casamiento no es cualquier torta, sino que representa la institución del matrimonio y que entonces transmite un mensaje. "Jack atiende a todos los que ingresan a su comercio, cualquiera sea su historia y su medio social. Pero, como cualquier artista, no puede dar cualquier mensaje", aseguró el abogado Jeremy Tedesco, principal defensor de Phillips.

"¿Debe ser obligado un fabricante de camisetas ateo a producir camisetas con la leyenda 'Dios existe'? ¿Puede un redactor de discursos demócrata ser obligado a escribir un discurso para un político republicano y viceversa?", se pregunta el abogado.

Del lado de Dave Mullins y Charlie Craig evitan caer en la trampa del debate jurídico sobre lo que puede representar o no una torta y denuncian una discriminación sexual.

"Este caso no atañe a la libertad artística. No pedimos una obra de arte. Hemos padecido un rechazo basado en lo que somos, fuimos públicamente humillados a causa de lo que somos", aseguró Mullins.

Phillips es apoyado por gobernadores de una veintena estados del país, decenas de legisladores y por grupos cristianos conservadores. Pero sobre todo sumó a su causa al gobierno de Donald Trump, quien afirma que el pastelero no puede ser obligado a poner su talento para violar sus propias creencias religiosas.

La pareja homosexual es defendida por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) y numerosas organizaciones convencidas de que una derrota en el terreno de los derechos de los homosexuales sería seguida por otros retrocesos en materia de derechos civiles.

"Las creencias religiosas no ponen a la pastelería por encima de la ley", afirman desde ACLU. "La religión fue utilizada en el pasado para defender la esclavitud, la segregación, la discriminación", asegura Dariely Rodriguez, de Lawyers Committee for Civil Rights Under Law (Comité de Abogados por los Derechos Civiles).

Según Rodriguez, el caso Masterpiece Cakeshop es comparable a otro que se remonta a 1968, en el que el propietario de una cadena de restaurantes especializados en barbacoas se negaba a atender a afroamericanos a causa de sus creencias religiosas.

Si Phillips logra ser absuelto en nombre de su libertad artística, advierte Rodriguez, ésta "se aplicará a todos los comercios al margen de este contexto de un matrimonio (gay): se aplicará a los comercios de comidas, las peluquerías, las tiendas de ropa. No tendría fin".

James Esseks, abogado de ACLU, opinó en el mismo sentido. "Si las empresas llegan a decir: 'No vamos a servirle ni a usted ni a usted ni a usted, porque mi religión me dice que no debería', eso socava todas las leyes de no discriminación que tenemos en el país. No se limita a homosexuales o bodas o panaderías o floristerías. Permite a cualquier empresa rechazar personas en función de las creencias religiosas del dueño de la empresa. Este no es un pequeño arreglo para la religión. Este es un golpe serio para los derechos civiles en todo el país".

La Corte Suprema, que hace dos años autorizó el matimonio gay en todo EEUU, deberá dar a conocer su veredicto en junio de 2018.
 



Fuente:  6 diciembre 2017 (sm-derf)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados