derf.com.ar    Lecturas hoy: 32193

Kicillof: "La guita está, pero ustedes se la dan a los ricos"

Una publicación compartida de Agencia de Noticias DERF (@agenciadenoticiasderf) el


     




Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

INTERNACIONALES


Ecuador vota en un referéndum que enfrenta a Correa con Moreno



Fecha: 04/02/2018   12:46  |  Cantidad de Lecturas: 974

Hay dos preguntas claves: una sobre la reelección indefinida y otra que inhabilita a políticos corruptos




 

La sociedad ecuatoriana está febrilmente polarizada, al igual que viene ocurriendo en Argentina y otros países de la región, y este domingo se pronuncia en un referéndum determinante donde se definirá a cuál de los dos sectores acompaña el voto mayoritario.


En este caso el enfrentamiento no es entre dos vertientes ideológicas, sino entre dirigentes del mismo signo político, pero con distintos intereses. Uno es el actual presidente Lenín Moreno, intentando legitimar su gestión. El otro Rafael Correa, quien busca recuperar el poder perdido a manos de su ex aliado político.


Al proceso electoral están llamados 13.026.598 ecuatorianos en las 24 provincias del país, que podrán ejercer el derecho y obligación de sufragio hasta las 17, cuando cierran las urnas.


El referéndum lanzado por el gobierno de Moreno, sumado a una consulta popular, propone siete preguntas, pero hay dos centrales que apuntan directamente contra Correa.


En una se le consulta a la ciudadanía si desea limitar la reelección de las autoridades políticas a una sola vez, lo que impediría a Correa volver a competir por la presidencia. En la otra si se inhabilita a políticos corruptos. Moreno inició una fuerte campaña contra la corrupción que llevó a la cárcel a varios dirigentes, entre ellos al vicepresidente Jorge Glas.


Hay un tercer ítem que molesta a Correa. Propone enmendar o derogar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, un emblema del correísmo, así como dar por terminado el período constitucional de sus actuales miembros.


El resto de las preguntas tiene que ver con la no prescripción de delitos sexuales contra menores, la prohibición de la minería metálica y la derogación de la Ley de Plusvalía.


Moreno, el popular ex vicepresidente de Correa entre 2007 y 2013, ganó las elecciones del año pasado en gran parte gracias al enérgico apoyo del ex mandatario. Pero apenas asumió, en mayo último, demostró rápidamente que no iba a ser el títere que muchos creían y se convirtió en un duro crítico de su ex aliado.


“A mí me sorprendió la ruptura, sobre todo por haberse producido tan rápida y abruptamente”, dijo Alberto Acosta, uno de los ideólogos de la “Revolución Ciudadana” y ex colaborador de ambos políticos.


De temperamento reflexivo, sonriente y con un humor ácido, Moreno llegó a denunciar que en el gobierno anterior hubo un “círculo de sinvergüenzas que se dedicó a expoliar la patria”. Durante su gobierno exhortó a la unidad de los ecuatorianos, tras años de fractura social, y se reunió con líderes de la oposición, muy enfrentados a Correa, lo que le valió el apodo de “traidor” de su antecesor.


Postrado en una silla de ruedas al recibir un disparo en un asalto en 1998, abanderado de causas sociales, Moreno terminó de enemistarse con Correa cuando en medio de su plan anticorrupción Glas, gran amigo del ex mandatario, terminó en la cárcel, condenado por el caso de los sobornos de la constructora Odebrecht.


Desde que dejó la presidencia, Correa, un economista de 54 años, padece el peor de sus calvarios al ver cómo su sucesor, de quien dice que es “un lobo con piel de cordero”, está desmontando su legado. Indignado, el ex mandatario dejó su retiro en Bélgica para liderar la campaña por el ‘No’ en el referéndum.


Sin partido, con pocos recursos económicos, menor influencia en las instituciones, Correa recorrió el país para denunciar que el referéndum “es un golpe de Estado” de Moreno y su camarilla.


Franklin Ramírez, sociólogo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), explica que, ante la ausencia de un verdadero debate en los medios de comunicación, como ha ocurrido, la consulta reflejará inevitablemente la “polaridad” de la sociedad ecuatoriana.


“La ciudadanía no logra familiarizarse con ciertas ideas clave de lo que está en juego”, señala, por lo que no puede interpretarla fuera de la disputa personal entre Correa y Moreno.


David Chávez, sociólogo de la Universidad Central de Quito, cree que la consulta servirá para medir el apoyo con que cuenta cada dirigente después de la ruptura del movimiento Alianza País, y su fraccionamiento en dos grupos políticos que parecen irreconciliables.
 



Fuente:  4 de febrero de 2018 (LN-Derf)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados