derf.com.ar    Lecturas hoy: 20143

DE INTERéS


Película del ídolo popular

“El Potro”: la película que busca revivir el mito de Rodrigo



Fecha: 07/07/2018   17:13

La directora de ‘Gilda’ bucea en la intimidad del ídolo cordobés con un actor desconocido como protagonista






Hace dos años, Lorena Muñoz estaba junto a Natalia Oreiro en una conferencia de prensa para presentar la biopic Gilda, no me arrepiento de este amor, cuando alguien le preguntó: “¿Y la de Rodrigo? ¿Para cuándo?”. La inquietud no sonaba descabellada, básicamente porque la película en la que Muñoz retrató a la ídola bailantera venía cumpliendo con la difícil misión de ser un éxito tanto en la taquilla como en la prensa especializada, a la vez que planteaba una nueva manera de retratar artistas populares, lejos del lugar común.

 


“Hay un furor actual por reflejar en pantalla las vidas de los ídolos populares”, dice ahora Muñoz, un martes de frío polar de mediados de junio en un boliche bailable de Palermo, durante una pausa de la filmación de El Potro: lo mejor del amor, cuyo rodaje empezó hace dos meses. “Así que pensamos en un exponente cercano a Gilda, y la historia de Rodrigo encajaba perfecto.”

 


Mientras los escenógrafos cambian unos vidrios del techo espejado del local en el que se está registrando una de las escenas musicales de la película, llega Rodrigo Romero, el protagonista desconocido del film y una pieza clave del plan de Muñoz, que por primera vez va a dirigir a un hombre como figura principal. Se trata, además, de un actor sin demasiada experiencia previa.

 


El debutante Rodrigo Romero -que tiene un parecido impresionante con el ídolo del cuarteto- y la directora Lorena Muñoz, que estuvo a cargo de la biopic de Gilda. 

 

“Cuando me llegó la propuesta, estaba trabajando de albañil”, dice Romero entre risas. “Hice de todo en mi vida. Vendí autos, bolsas de consorcio, lo que te quieras imaginar.” En febrero, se mudó a Buenos Aires desde Río Cuarto para prepararse en clases de canto y actuación bajo la supervisión de la directora de casting María Laura Berch. La similitud física y gestual con el personaje que interpreta es impactante. “Me propusieron mil veces ser imitador de Rodrigo, pero eso no me interesaba”, dice él.

 


Con un estreno previsto para octubre, la película hace foco en la intimidad del cantante cordobés, y es esclarecedora con respecto a la influencia de sus padres en la construcción de una carrera. Hijo de Eduardo “Pichín” Bueno, productor y dueño de una disquería en Córdoba, y de Beatriz Olave, compositora y amiga de Carlos “La Mona” Jiménez, Rodrigo se crio en un hogar musical y demostró desde muy joven su talento como cantante y multiinstrumentista. Es por eso que, aun con cierta renuencia, Pichín impulsó la vocación de su hijo y lo acompañó como productor hasta sus últimos días. “Nosotros creemos que Rodrigo empieza a buscar su propio estilo a partir de la muerte de su padre, en 1993”, dice Muñoz, adelantando uno de los ejes temáticos de la película. “Ahí se termina de convertir en El Potro.” Antes de establecerse definitivamente en el cuarteto, el cantante había probado suerte en el pop latino, la salsa y la cumbia, entre otros géneros.

 


Hasta ahora, lo más cercano a una biopic del ídolo había sido Rodrigo, la película, estrenada en 2001, menos de un año después de su muerte. Se trataba de una historia de ficción en la que una fanática del cantante, interpretada por Agustina Cherri, asistía a varios de sus recitales, reconstruidos a partir de dramatizaciones empalmadas con videos de archivo. En la película se alude muy brevemente al culto post mortem que se generó alrededor del artista -que falleció en un accidente automovilístico al regresar de un show el 24 de junio de 2000, a los 27 años, en su momento de mayor exposición-, y tampoco se hacía referencia a hechos biográficos de Rodrigo ni a su entorno, en el que Beatriz Olave y el mediático manager José Luis Gozalo tenían un lugar central. El Potro viene a saldar esas deudas: si bien, en principio, no aparecerían con nombre y apellido, Olave y Gozalo sirven de inspiración para los personajes interpretados por Florencia Peña y Fernán Mirás respectivamente, mientras que Jimena Barón encarna a una chica que bien podría ser Marixa Balli -la primera novia de Rodrigo- y Daniel Aráoz, al padre del ídolo.

 


El anecdotario que construye la trama del film empezó a tomar forma a partir de una investigación que Muñoz había hecho cuatro años atrás, cuando viajó a Córdoba junto a la guionista Tamara Viñes para filmar un episodio de Soy del pueblo, la serie sobre artistas populares de Canal Encuentro. En ese viaje, la directora entrevistó a Ulises Bueno, hermano de Rodrigo, además de a los tíos, amigos, músicos y fans del Potro. A partir de ese trabajo, Muñoz consiguió el aval de la familia para realizar la película. “Ramiro, el hijo de Rodrigo, leyó el guión y está de acuerdo con lo que se va a narrar”, dice Muñoz.

 


La idea de la directora es ir más allá de la figura mediática del cantante, para mostrar otra cara, tal como hizo en la biopic de Gilda. “Las biografías que más me interesan no van al aspecto público, sino a lo que uno no conoce”, dice. “Para mí, ver a Rodrigo componiendo entre cuatro paredes o a su madre lavando la ropa en la pileta del baño es una cosa hermosa.”
Romero interpreta a Rodrigo en una escena clave: el primero de sus trece shows en el Luna Park.



Fuente: 07/07/18(AiredeSF)










Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados