Actualidad | Holanda | Hollywood

A los 75 años falleció el actor holandés Rutger Hauer

Interpretó junto a Harrison Ford el filme de culto de Ridley Scott "Blade Runner". Tenía 75 años.

El actor holandés Rutger Hauer, célebre por su papel de replicante rebelde en "Blade Runner", falleció el viernes pasado a los 75 años tras una breve enfermedad, informó hoy su agente, Steve Kenis, a medios estadounidenses.

La familia del actor decidió hacer público su fallecimiento luego de celebrar esta mañana su funeral en Holanda, informó en tanto la agencia EFE.

Además de su papel en "Blade Runner”, Hauer participó en más de 170 títulos y recibió en 1988 un Globo de Oro -que entrega la prensa extranjera de Hollywood- por su labor en “Escape de Sobibor”,

Hauer obtuvo popularidad por su papel como el replicante rebelde Roy Batty en "Blade Runner", la película de ciencia ficción dirigida por Ridley Scott en 1982 y considerada una pieza de culto por los cinéfilos.

En el filme se enfrentaba al protagonista encarnado por Harrison Ford, al ser el líder de una banda carismática pero violenta de replicantes, y pronunció uno de los monólogos más famosos de la historia del cine, conocido como "lágrimas en la lluvia".

Nacido en el seno de una familia de actores teatrales, Rutgerus Oelsen Hauer intentó dedicarse a la marina mercante como su abuelo, pero cambió de idea por su daltonismo para trabajar como obrero de la construcción y ejercer de poeta en sus ratos libres.

El actor, que participó durante 2005 en "Sin City", de Frank Miller y Robert Rodríguez, con Quentin Tarantino como director invitado, y en "Batman inicia", de Christopher Nolan, ingresó al Ejército de los Países Bajos donde pensaba seguir Medicina, pero abandonó para ir tras los pasos de sus padres y dedicarse a la interpretación actoral.

Entre otros filmes, también trabajó con Sylvester Stallone en "Halcones de la noche" (1981), "Clave Omega”, de Sam Peckinpah (1983), "El hechizo de Aquila" (1985), "The Hitcher" (1986)," Buffy, la cazavampiros" (1992), y "Confesiones de una mente peligrosa (2002).

Además de su vasta trayectoria como actor, creó la fundación benéfica Rutger Hauer Starfish para luchar contra el sida y publicó “Todos esos momentos: historias de héroes, villanos, replicantes y blade runners”, un libro autobiográfico junto a Patrick Quinlan en el que analizaron dichos roles.

FUENTE: La Capital

Dejá tu comentario