Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | Abuso Sexual | ciudad de Santa Fe | Justicia | Ministerio de Educación

Abuso Sexual: Allanaron el Jardín de Infantes San Roque

El allanamiento se produjo este sábado en horas de la tarde.

Se investigan cinco casos más de abuso sexual infantil, luego de que se conociera, públicamente, la imputación y detención del maestro del Jardín de Infantes Particular N° 1264.

El curso de la investigación penal dio su giro, con estas nuevas denuncias, hacia la institución y sus autoridades, por lo que se realizaron – este sábado- acciones de aseguramiento prueba (allanamientos) y habrá detenciones durante el transcurso del fin de semana.

Leé más: Abuso Sexual en el Colegio San Roque

La oscuridad de la aclaración

Carolina Walker (presidenta de la Asociación Civil Democracia Directa) manifestó que “el estado de preocupación de los padres fue creciendo a medida que daban cuenta que las autoridades reconocían la actividad del profesor Darío en juegos que iban desde promover el bullyng y la burla a los alumnos, hasta el tocamiento, en juego colectivo mediante una varita de las partes íntima de los pequeños por parte del profe que decía ser el “mago”. Todos estos juegos eran conocidos por los directivos al punto que pretendieron exculparse manifestando que le habían ordenado que “no se hagan más”.

Según lo informado por algunos padres, las autoridades del Jardín demostraron, durante el encuentro del miércoles 4 de marzo pasado, que sabían lo que ocurría, pero también que sostuvieron al docente, a la vez que desde el Ministerio de Educación y al ser notificados de la denuncia penal, aconsejaron, por nota a los directivo y docente imputado, que “busque asesoramiento jurídico”, pero no dieron ningún tipo de directivas para separar al docente al frente de los niños, ni aconsejaron abordaje alguno sobre la comunidad educativa, desaconsejando la comunicación de la situación a los padres

La indignación de los padres fue aún mayor al reconocerse que el profesor quedaba a solas con los niños, argumento que había sido negado hasta ese momento tanto en reuniones de padres como ante la Justicia.

Pruebas administrativas

La prueba del ocultamiento, por parte de los directivos, pudo probarse mediante el secuestro de actas que daban fe del encuentro entre la mamá del chiquito abusado y la responsable del establecimiento a fines de 2018. Debieron pasar 10 meses para que la situación fuera elevada al Ministerio, recién cuando la Justicia notificó de la existencia de la denuncia penal.

Ni el Jardín, ni el Ministerio tomaron medida precautoria alguna, el propio docente pidió licencia psiquiátrica. El motivo del “stress laboral” era la denuncia administrativa realizada el año anterior, con lo que quedaba claro que el Jardín había actuado, de alguna manera, frente al requerimiento de la mamá que informó, aunque para proteger al profesor, no para resguardar la integridad del alumno y del resto de la salita.

FUENTE: Pablo Benito - Periodismo Salvaje
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario