Abuso Sexual

Abuso sexual en el Colegio San Roque

El pasado martes se conoció públicamente la detención y dictado de prisión preventiva de un maestro del Jardín San Roque

El pasado martes 3 de marzo se conoció, públicamente, la detención y dictado de prisión preventiva de Darío C.(38), maestro del Jardín San Roque. La presidenta de la Asociación Civil Democracia Directa, Dra. Carolina Walker, junto al Dr. Matías Pautasso, representaran a la familia en la constitución de querellante y desde la ONG se abordará de manera interdisciplinaria el caso.

Leé más: Abuso Sexual: Allanaron el Jardín de Infantes San Roque

El primer paso, decidido, es visibilizar no el caso aislado y las responsabilidades penales que corresponden, sino poner sobre relieve una situación social y cultural manifestada en la perversión de un sistema que, en su integralidad, enuncian la carencia institucional de herramientas para la protección del niño, la niña y los adolescentes, el encubrimiento recurrente, la indiferencia de los adultos y la hipocresía como directriz del silencio que consagra el peor de los Poderes existentes. La negación.

Detrás de los hechos

Una familia se atrevió a denunciar este caso de abuso sexual dentro de un colegio privado, de lograda reputación (San Roque), en total soledad y padeciendo todo tipo de hostigamientos por parte de las autoridades de esa institución y funcionarios del área educativa provincial. La reserva y ocultamiento ha llegado al punto en que, con el acusado preso y la investigación en un importante grado de avance, se mantenía en reserva mediática – hasta este momento- el nombre del colegio y del imputado. Tal es así que el día miércoles 4 de marzo –y por exigencia de los padres del establecimiento- se realizó una reunión informativa, luego de la indignación de la comunidad educativa que reaccionó al conocer lo que había estado ocurriendo en el Colegio, no sólo con el conocimiento de los directivos y funcionarios de educación. Además, hubo participación activa para negar lo acontecido, incumplimiento de los deberes, cargas públicas correspondientes y la elaboración de un plan para “salvar” al docente, al nombre del colegio, mediante el uso de artimañas amenazantes para con la mamá del niño y la propia víctima. Lo más importantes, mantener en funciones al docente denunciado.

La denuncia

El 29 de Julio de 2019, la madre del menor abusado, decide realizar la denuncia penal cuando su niño es, nuevamente, abordado por el docente acusado, ya no en el Jardín de Infantes sino en la escuela primaria de la misma institución, “hace tres años me enteré por parte de mi hijo que ese profesor lo abusaba…(omitimos detalles realmente escabrosos) en ese momento no hice la denuncia porque la directora de ahí me decía que no podía ser porque era una excelente persona porque jamás se quedaba solo con los chicos… había una maestra (da el nombre) que el nene me dijo que la seño había visto lo que el profe estaba haciendo y se había enojado mucho con él, quedó todo en la nada y mi hijo este año (2019) empezó primer grado en el colegio San Roque que queda enfrente del jardín, todo marchaba con normalidad hasta que en abril mi hijo empezó a tener comportamiento raros como por ejemplo se enojaba y hacía berrinches, decía malas palabras, no quería ir a la escuela… el día viernes en horas de la tarde cuando lo estaba llevando a la escuela … me dice que el profesor Darío lo lleva al aula a él y a otra nena llamada (da el nombre y relata las barbaridades a la que los somete) mientras les dice que ellos son “frágiles y fáciles” esas son palabras que usó … “

El dato

Paralelamente a la acción legal e investigación realizada, es destacable que la omisión de denuncia y/o información a las autoridades ministeriales, al momento de ser informados los hechos, en noviembre de 2018, colisiona con las ley provincial y nacional de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (26.061 y 12.967) en la que se establece que “Los miembros de los establecimientos educativos y de salud públicos y privados y todo agente o funcionario público que tuviere conocimiento de la vulneración de Derechos de las niñas, niños o adolescentes, deberá comunicar dicha circunstancia a la autoridad administrativa de protección Derechos en el ámbito local, bajo apercibimiento de incurrir en responsabilidad por dicha omisión.

Tanto la fiscalía, como la nueva gestión ministerial del área, informaron que estudian las responsabilidades de las autoridades del Colegio a lo que se suma la posibilidad de nuevas denuncias por casos similares y el descontento e indignación de parte de padres del San Roque.

Las falencias, tanto institucionales como humanas, demostrada en casos como los que la Asociación Civil Democracia Directa, denotan la vulnerabilidad que, día a día, enfrentan nuestros niños y niñas ante la naturalización de todo tipo de abusos que denotan aquello de “donde se puede lo más, se puede lo menos”.

No reconocer el flagelo de la “cadena de abusos” es, a esta altura, criminal. Influye en la vida, presente y futura, de una manera brutalmente negativa. No son casos aislados. Estamos viendo y reconociéndonos en una forma violenta y desamorada de relacionarnos utilizando el Poder para someter y destruir en vez de construir desde la empatía y el amor.

No es sólo un “caso”. Es la dictadura invisible y no reconocida de una sociedad vergonzosa y vergonzante.

FUENTE: Periodismo Salvaje

Dejá tu comentario