Nacionales |

Acusaron las Madres de Plaza de Mayo a "la Iglesia de Bergoglio" de darles la espalda. 04 de octubre de 2007 (Télam- MR)

A 30 años del día en que empezaron a usar el pañuelo blanco como símbolo, la Asociación criticó a la Iglesia Católica de colaborar "con la tortura de nuestros hijos" durante la dictadura. Y señaló que el sector del cardenal es "la derecha que apaña a los curas violadores, la que se queda muda ante el juicio a Von Wernich, pero vomita todo su odio cuando se habla de aborto". La Asociación Madres de Plaza de Mayo criticó este jueves a la Iglesia Católica y la acusó de colaborar "con la tortura de nuestros hijos" en la última dictadura militar y afirmó que "es la iglesia de Bergoglio". Los conceptos están contenidos en un documento que distribuyeron hoy durante una conferencia prensa, con motivo de conmemorarse los 30 años del día en que las Madres se pusieron el pañuelo blanco como símbolo identificatorio. El diálogo con la prensa fue encabezado por Hebe de Bonafini y por el intendente de Luján, Miguel Angel Prince, quien leyó la resolución municipal 1513, del 7 de octubre del ’90, donde se criticaba la decisión de indultar a los genocidas por parte del ex presidente Carlos Menem. El texto de las Madres, que leyó Bonafini, hace una distinción entre lo que identificó como la Iglesia del cardenal primado y titular de la conferencia episcopal, Jorge Bergolglio, y "la Iglesia del pueblo", entre los que señaló a los "padres palotinos, de Mugica y Angelelli". Los padres palotinos figuran como desaparecidos, mientras que el ex obispo riojano, Enrique Angelelli, fue asesinado por la dictadura, aunque en un primer momento su muerte pareció un accidente automovilístico. El cura tercermundista Carlos Mugica fue asesinado por la Triple A, la organización parapolicial que se dedicó a perseguir y a matar opositores políticos hasta el golde Estado del ’76. El documento sostiene que "La Iglesia que se calló ante los crímenes aberrantes, la que participó activamente en la tortura de nuestros hijos, no es la iglesia del pueblo, la de los padres palotinos, Mugica y Angelelli". "La que colaboró, la que nos mintió, la que nos dio la espalda es la Iglesia de Bergoglio y la derecha, la que apaña a los curas violadores, la que se queda muda ante el juicio a Von Wernich, pero vomita todo su odio cuando se habla de aborto", sostiene el texto de la organización en su párrafo más duro. Las Madres de Plaza de Mayo anunciaron que los pañuelos volverán a estar frente a la Basílica de Luján "para seguir reclamando justicia y para reivindcar a nuestros 30 mil hijos revolucionarios que nos han enseñado todo". Hebe de Bonafini anticipó que mañana se entregarán las primeras viviendas de la villa porteña Ciudad Oculta, cuyos beneficiarios decidieron bautizar con el nombre "Barrio de los Pañuelos Blancos", en honor al símbolo de la Madres. El intendente de Luján informó que el municipio decidió declarar a las Madres Rosita Palazzo y a Ana Aguirre ciudadanas ilustres, dado que son vecinas del partido bonaerense. El símbolo del pañuelo va a estar colgado en un lugar visible el próximo domingo en Lujan, en oportunidad de la peregrinación anual de la juventud católica, adonde suelen asistir centenares de miles tras una larga caminata.

Dejá tu comentario