Sabta Fe conectada
Nacionales |

Afectados por el embalse de Yacyretá, llegaron a Buenos Aires para reclamar por indemnizaciones"

Somos desaparecidos económicos", dijo el vocero de las más de 300 habitantes de la zona del alto Paraná. Demandaron a la Entidad binacional que tiene a su cargo el embalse que les inundó sus tierras. Más de 300 habitantes de zonas ribereñas del alto Paraná, cuyas tierras, viviendas y medios de vida fueron inundados o están en riesgo de serlo por el embalse de Yacyretá, arribaron hoy a Buenos Aires para manifestar ante el Palacio de Justicia en demanda de millonarias indemnizaciones. La comitiva llegó a las 3 a la estación Federico Lacroze en el tren El Gran Capitán, que había partido el miércoles a las 21 de Posadas, e insumió en el viaje cuatro horas más de lo previsto. Son pescadores comerciales y de subsistencia, fabricantes artesanales de ladrillos y tejas, recolectores de juncos para techar quinchos, lavanderas de río, dueños de pequeños astilleros, agricultores e indígenas tanto de la margen argentina como de la paraguaya, y hasta familias de inmigrantes laosianos asentados en la periferia de la capital misionera en la década del '80. En el mismo convoy arribó el obispo emérito de Puerto Iguazú, Misiones, Joaquín Piña, quien apoya el reclamo de los afectados por la central hidroeléctrica binacional y también defiende el servicio ferroviario de pasajeros entre Buenos Aires y Posadas, reactivado a fines de 2003 tras una década de parálisis. " Somos desaparecidos económicos, porque nuestro capital era el río. Esto es un desastre que afecta a 80.000 personas entre ambas márgenes", dijo el vocero de la asociación que los nuclea, Brígido Olivera, un olero (artesano ladrillero) de Posadas, de 62 años, 20 hijos y 17 nietos. Los representantes de los demandantes, acompañados por Piña, ofrecerán una rueda de prensa hoy a las 10, en un galpón de la Mutual Sentimiento, aledaño a la estación Federico Lacroze, informó el portavoz. Los afectados por Yacyretá aumentaron sus acciones de protesta y difusión en las últimas semanas ante la inminencia de un fallo de la Corte Suprema sobre una demanda a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) que ya ganaron en primera y segunda instancia y que mantiene embargada la sede del ente en Retiro. Los viajeros fueron recibidos por decenas de integrantes de los grupos de avanzada que ya estuvieron en algunas de los actos de protesta realizadas en Buenos Aires. Entre los recién llegados vino el cacique Geniolito, de una comunidad mbya-guaraní de San Ignacio, quien viajó con otros representantes de los pueblos originarios asentados en las dos orillas. Los aborígenes rechazan ser relocalizados en lo que consideran guetos, alejados del río, y verse así impedidos de prácticas ancestrales de subsistencia. También llegaron representantes de la ciudad correntina de Ituzaingó, que si bien está a unos pocos kilómetros aguas debajo de la represa se considera afectada por los campos magnéticos que generan las líneas de alta tensión que parten de la central. Los agricultores paraguayos afirman a su vez que el embalse se tragó 70.000 hectáreas de las mejores tierras para producir arroz en su país. Los manifestantes apoyarán la entrega de un documento hoy al mediodía en el Congreso, y de un petitorio, el lunes a las 10 en la EBY. El martes y el miércoles tienen previsto concentrarse ante el Palacio de Tribunales, sede de la Corte Suprema.
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario