Nacionales | Policía de Seguridad Aeroportuaria | Policías | Fiat | Redes Sociales

Agente de la PSA detenido por balear a un joven

El funcionario disparo contra un auto en el que iban tres parejas y menores de edad.El joven baleado tiene 23 años y está grave.

Un chico de 23 años fue baleado en el tórax por un efectivo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) luego de un presunto incidente de tránsito en el partido de La Matanza, la fiscalía dispuso que el miembro de la fuerza de seguridad quede detenido por tentativa de homicidio.

El suceso ocurrió el viernes pasado, poco antes de la medianoche, en el Camino de Cintura, donde luego de haber ido a cenar a un restaurante de San Justo, seis adultos y dos niños circulaban en un automóvil Fiat Uno negro rumbo al Hospital de Morón, porque uno de los niños tenía fiebre.

En el cruce de Camino de Cintura y Venezuela, el Fiat Uno rozó a un Fiat Punto el cual era conducido por un efectivo de la PSA identificado por las fuentes como el oficial principal Gabriel Adrián Gerber.

De acuerdo al testimonio de los ocupantes del Fiat Uno, ellos no detuvieron la marcha y luego de que una Volkswagen Suran blanca les cortara el paso, y sin mediar palabra, comenzaron a sentir disparos de arma de fuego.

Según las fuentes, desde el Fiat Punto les efectuaron desde atrás cuatro disparos, algunos de los cuales hicieron estallar el vidrio de la luneta trasera.

Uno de los jóvenes que viajaba en el asiento trasero, Ariel Espada, de 23 años, recibió un tiro que ingresó por su omóplato izquierdo y salió por el pecho.

"El dueño del auto que habíamos rozado estaba detrás nuestro con el arma en la mano", relató en las redes sociales una amiga de Espada que venía con él cuando lo hirieron.

El conductor armado resultó ser un policía de Seguridad Aeroportuaria que estaba de civil y que fue detenido y liberado a las pocas horas. En total fueron cuatro disparos. Uno de ellos atravesó la luneta y alcanzó al joven Espada, que llevaba a su hija en brazos, en el tórax.

Al advertir que Espada había sido herido, sus familiares y amigos decidieron llevarlo al Hospital de Morón, donde aún hoy permanece internado en terapia intensiva y con pronóstico reservado. La bala le perforó el pulmón izquierdo.

Karen, la esposa de Ariel, contó que "en la comisaría se burlaban" de ella y de sus familiares y que "había gente con chalecos de la PSA que decían que nos quedáramos tranquilos, que en un rato salía", en referencia a Gabriel Gerber, el policía detenido.

"Esperaron a que nos fuéramos de la comisaría para darle la libertad porque supuestamente no había pruebas suficientes, acá hubo mano de la Policía", dijo la mujer antes de saber que Gerber ya estaba aprehendido. La esposa de la víctima explicó que tras el episodio trasladaron al hospital a su esposo y que al llegar "se desvaneció en la puerta".

"En ese momento nos dimos cuenta que el tipo nos había seguido y que amenazaba a Kevin, el chico que manejó hasta acá, diciéndole 'a vos también te voy a pegar un tiro'", agregó.

Por tal motivo, ella se los señaló a los policías que custodiaban la guardia del centro asistencial y "cuando escucho que le dieron la voz de alto, escapó".

"Como no había un móvil para que lo siguieran, se subieron a nuestro auto, lo siguieron y lo agarraron acá a tres cuadras, le pusieron veinte policías alrededor y después le tomaron declaración", relató.

Dejá tu comentario