Nacionales | Alberto Fernández | CGT | Congreso | Diputados | Elisa Carrió | Estela de Carlotto | Felipe Solá | Frente de Todos | Héctor Daer | Indec | Ley de Góndolas | Pobreza | Precios Cuidados | UBA | UIA

Alberto Fernández logró apoyo empresarial para su proyecto "Argentina contra el hambre"

El candidato presidencial se reunió con dirigentes sociales, de la Iglesia católica, sindicatos y dirigentes en la Facultad de Agronomía de la UBA para avanzar en el proyecto que contempla la donación del 1% de la producción de parte de las empresas alimenticias.

Junto al candidato presidencial del Frente de Todos estuvieron José Martins, presidente de Cargill, Antonio Aracre, director general de Syngenta, y Daniel Funes de Rioja, titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), entre otros.

La iniciativa surgió a partir de una columna que publicó Aracre en la red social LinkedIn para que las empresas aporten 1% de su producción, no de sus ganancias, para un plan integral que combata el hambre en el país como política de Estado.

El ejecutivo fue contactado por Daniel Arroyo, el dirigente massista que se especializa en políticas sociales. La idea apunta a una iniciativa público privada que sea gestionada por cooperativas y que tenga impacto tanto en el conurbano bonaerense como en las provincias. El proyecto de Aracre es apartidario y el ejecutivo se reunió no sólo con dirigentes albertistas sonó también con referentes sociales como Héctor “Toty” Flores, vinculado a Elisa Carrió.

La decisión, que además prevé otras medidas como la creación de un Consejo Federal “Argentina contra el Hambre”, jerarquizar Precios Cuidados con una ley del Congreso, sanción de una ley de góndolas y la devolución del IVA (Impuesto al Valor Agregado) a familias en situación de vulnerabilidad, se enmarca además en el Pacto Social que Alberto Fernández ya tanteó en Tucumán con la CGT de Héctor Daer y la UIA de Miguel Acevedo.

El blindaje político del proyecto estuvo ayer escenificado en Agronomía con la presencia de Estela de Carlotto y los dirigentes sociales, Juan Grabois (CTEP), Emilio Pérsico (Movimiento Evita), el titular de Cáritas, monseñor Carlos Tissera y el padre José María “Pepe” Di Paola, referente del movimiento de “curas villeros”.

La mesa chica del albertismo estuvo encabezada por Santiago Cafiero, Miguel Cuberos, principal impulsor del proyecto y puente con el Episcopado, Eduardo Valdés, Dáer, Felipe Solá y Gustavo Béliz, entre otros. El candidato llevó además a círculo rojo de intendentes del conurbano: Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa) y Juan Zabaleta (Hurlinghma) quienes se ubicaron cerca del candidato a jefe de Gobierno porteño, Matías Lammens.

Ayer, en la Facultad de Agronomía, Fernández consideró que “no es posible que en el país del trigo y las vacas no paren de subir los precios, y falten el pan y la leche en la mesa de los argentinos”, y reforzó esa misma idea cuando planteó la “vergüenza” que significa que “un país que produce alimentos para 400 millones de personas” no pueda “alimentar a 15 millones que están en situación de pobreza”. En ese marco, y al hacer una convocatoria que trascienda lo electoral y que involucre a todos los actores sociales, el candidato del Frente de Todos llamó a diputados y senadores a darle urgente tratamiento a los dos proyectos de Ley de Góndolas que se encuentran en estudio en el Congreso.

En ese marco, recalcó que, “hace cuatro años que hay políticas que directamente desarrollan propuestas para la mitad de los argentinos”, y que, así, se ve “cómo día a día hay argentinos que se quedan al margen de la sociedad”. Según cifras del Indec, dadas a conocer la semana pasada, en el país hay ahora 16 millones de personas en la pobreza, de las cuales casi 3,5 millones se encuentran en la indigencia.

Dejá tu comentario