de pie
Nacionales | Alberto Fernández | coronavirus | Axel Kicillof

Alberto Fernández no descarta un "toque sanitario"

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió al aumento de casos de coronavirus y evalúa tomar nuevas medidas.

Este miércoles el mandatario se reunió con el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Horacio Rodríguez Larreta.

Para más información: Coronavirus: habrá reuniones periódicas de Alberto, Larreta y Kicillof

Sobre ese encuentro, en diálogo con Radio 10 el Jefe de Estado aseguró: "Estuvimos analizando la forma en la cual vamos a instruir a las fuerzas de seguridad para que disipen las aglomeraciones, pero no vamos a implementar toques de queda, pero sí, tal vez toque sanitario, que es algo que funcionó en varias ciudades del interior del país".

Asimismo, adelantó que para enero convocará al Consejo Económico y Social, el cual está encabezado por el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. A su vez, Fernández expresó que hay sector que quieren generar "desaliento porque quieren un pueblo con los brazos caídos".

En ese sentido, manifestó: "Les pido a los argentinos que entiendan que hay sectores que buscan generar desaliento con la movilidad jubilatoria y la vacuna porque lo que quieren es un pueblo que tenga los brazos caídos porque, cuando eso pasa, llegan los que endeudan y el dinero se fuga. Necesitamos un pueblo movilizado, ávido de derechos y que nos reclame qué es lo que debemos hacer".

En cuanto a la vacuna contra el coronavirus, el presidente indicó: "Estamos trabajando para que después de marzo tengamos otras vacunas más. Trabajos con AstraZeneca y estanos analizando los protocolos con China. Con respecto a Pfizer, nos pusieron condiciones de logística y contratos que no podemos garantizar. Pero seguimos negociando".

Por otro lado, acerca de la reforma judicial Fernández destacó el trabajo que realiza el Consejo Consultivo que lo asesora sobre la propuesta de reforma de la Justicia y agregó que "hizo su parte" al instrumentar cambios en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para que los espías dejen de intervenir en causas judiciales.

En relación al tema de la deuda, el mandatario consideró positiva la negociación con los acreedores privados, ya que remarcó que la quita que logró el país se destinará "a la producción y al trabajo".

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario