Deportes |

Alberto Vernet Basualdo: "Todavía no lo puedo creer". 20 de septiembre de 2007 (La Nación- MR)

Tenía 12 años cuando conoció al rugby en la octava de Alumni· A esa edad, su físico sobresalía por el de sus compañeros· Entonces, Pancho Etchegoin lo apodó Oso Polar· Con el tiempo, le quedó el Oso· Entonces, es el Oso Vernet Basualdo. Pasaron apenas 13 años de aquel comienzo con la ovalada y, hoy, Vernet Basualdo se encuentra ante una posibilidad con la que siempre soñó: ser titular de Los Pumas en un Mundial de rugby, con apenas 5 test en el seleccionado (debutó el 4 de diciembre del 2004 con los Springboks, en Vélez). Pero su historia no fue fácil. El 23 de abril del 2005, jugando para los Pumas ante Japón, en el ya desaparecido estadio del Buenos Aires Críquet & Rugby Club, el poderoso primera línea sufrió un golpe tremendo que lo hizo salir en ambulancia de la cancha. Se temió lo peor. Vernet Basualdo había sufrido una grave lesión cervical en su cuello y su futuro rugbístico estaba en duda. Fue operado por Jorge Salvat, el padre de Sebastián, capitán de Los Pumas en el Mundial de 1995. Salió, pero nadie, salvo él, creía que iba a poder volver. "Tuve un enorme apoyo de mi familia y de mis amigos. En mi familia no querían que volviese a jugar, pero me decían: ´Si querés jugar hacelo, pero no estamos de acuerdo´. Pero bueno, me empecé a sentir mejor, tenía muchas ganas y al otro año pude volver", le cuenta a LANACION.com. -¿Sentiste miedo al volver? -No, porque sabía que si lo hacía tenía que estar al cientouno por ciento bien. Y yo me sentía en condiciones. Claro, fue una lesión brava, pero lo bueno fue que no me afectó la cabeza. Es más: creo que por la cabeza pude salir. -¿Pensabas que ibas a llegar al Mundial? -Cuando volví a jugar también me puse esa meta. Tenía dos años para intentarlo. Por suerte, y por una serie de condiciones, pude estar entre los 30. -Y ya debutaste... -Sí, el otro día después del partido con Georgia estaba en el vestuario con Esteban (por Lozada) y le decía: ?Debutamos en un Mundial...Es increíble?. Te juro que no podía caer. No entendía nada. Creo que recién empecé a tomar conciencia cuando me hicieron una nota para la televisión. -Pero ahora tiene otro gusto. Entrás de titular. -Por supuesto. Tampoco lo puedo creer. Todo ha pasado muy rápido. Además, estoy viviendo sensaciones fantásticas con este grupo. Pesa 109 kilos y mide 1.80. Antes no hacía ejercicios para el cuello. Ahora los hace con especial énfasis. Estuvo toda la semana practicando para arrojar la pelota en el line. Se ganó un lugar en la lista por su ductilidad para jugar de pilar o de hooker. Extraña a Alumni, su club de toda la vida, porque su presente lo ubica en el Stade Toulousian francés. El sábado cumplirá uno de los sueños que comenzó a forjar a los 12 años, cuando pasó a ser el Oso Vernet Basualdo.

Dejá tu comentario