de pie
Internacionales | Alemania | vacunados | medidas | situación epidemiológica | Ley

Alemania se prepara para el confinamiento de los no vacunados

La grave situación epidemiológica en Alemania obliga a presionar a los no vacunados, que tendrá que presentar un test negativo

Alemania se prepara para confinar a los ciudadanos no vacunados. La situación epidemiológica se ha agravado tanto en las últimas semanas que hasta los partidos que negocian el futuro Gobierno han cedido a la evidencia y pasado de la tolerancia a las restricciones. El cambio de rumbo tendrá forma de ley el próximo jueves, cuando el Bundestag vote la reforma de la Ley de Infecciones que presentarán el Partido Socialdemócrata (SPD), los verdes y los liberales del FDP, casi de manera simultánea a la reunión que la canciller en funciones, Ángela Merkel, celebre con los ministros presidentes de los estados federados.

Los verdes aspiran a que la nueva ley incluya la vacunación obligatoria de ciertos grupos profesionales, entre ellos el sanitario, trabajadores en residencias de ancianos y cuidadores en guarderías, pero el SPD y especialmente los del FDP mantienen reservas. Imponer la vacunación supondría un ataque a los derechos individuales, incluso en tiempos de pandemia que obligan a velar por la salud pública.

La norma que se aprobará el jueves regulará, sobre todo, la vida social. Algunos estados federados como Baviera, Berlín, Turingia y Sajonia, muy golpeados por lo que en Alemania es la cuarta ola, ya han comenzado a aplicarlas. El día a día de los no vacunados, que siguen siendo casi el 37% de la población, será a partir de ahora incómoda. Nadie les obligará a vacunarse, pero sí se les pedirá un test negativo para usar el transporte público, y acceder a su puesto de trabajo. Sólo podrán entrar sin requisitos a supermercados y farmacias.

Para el resto de espacios públicos, se impondrá con carácter preferente la llamada regla 2G, referida a vacunados y personas que hayan superado la enfermedad. Sólo estos podrán seguir una vida normal, aunque teatros, cines o restaurantes podrán solicitar la 2G, es decir, obligar a vacunados y sanados, en tanto que posibles transmisores del virus, un test negativo adicional.

Vegetarianos

Dejá tu comentario