Santa Fe | Rosario | Conicet | Universidad Nacional de Rosario

Alerta por la circulación de una variante del virus de la hepatitis E

Uno podría contraer esta enfermedad si come carne cruda de cerdo.

Hay preocupación en Rosario por la circulación de una variante del virus de la hepatitis E.

El trabajo realizado por investigadores del Conicet y de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), junto a hepatólogos del Hospital Centenario y del Sanatorio de Niños, detectó la circulación y la posibilidad de la expansión de esta enfermedad en distintas partes de la región.

Los más propensos a contraer este virus son aquellas personas que coman carne cruda de cerdo u otros animales infectados.

Además, se puede contagiar a causa de pacientes trasplantados, ergo inmunodeprimidos, teniendo enormes dificultades en su vida.

Por su parte, el pediatra hepatólogo del Sanatorio de Niños y uno de los investigadores de este proyecto, Alejandro Costaguta, dialogó con La Capital.

En la entrevista aseguró que "la importancia de este trabajo radica en que pudimos detectar la circulación regional del virus gracias a una herramienta molecular diagnóstica que fue creada por este grupo de profesionales".

De acuerdo al trabajo realizado por los especiales, se llegó a la conclusión que el virus reside en criaderos de cerdos.

Uno de los objetivos de la investigación es certificar que personas son más vulnerables a contraer hepatitis E y que consecuencias pueden tener.

Una de las investigadoras del Conicet en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), Daniela Gardiol, indicó "los científicos estamos promoviendo cada vez más estos acuerdos, estos trabajos conjuntos, que lleven la experiencia del laboratorio a situaciones concretas, que permitan soluciones de problemas de la vida cotidiana"

Por otra parte, Costaguta recalcó la importancia de prevenir cualquier caso de Hepatitis E y subrayó "intentamos adelantarnos a lo que podría ser un problema; no es hoy un motivo para alarmar a la gente, sino para que los médicos estemos atentos, para que los trasplantados recuerden que no pueden comer carne cruda y para seguir investigando para saber realmente cuáles son los riesgos en otras poblaciones vulnerables".

Dejá tu comentario