de pie
Opinión | América Latina | Argentina | China

Nota sobre la situación geopolítica actual de la Argentina

Por Gustavo Gabriel Bren, Lic. en Politología.

- ¿Cómo ve usted la situación de la Argentina en los próximos meses en función de la pandemia, la situación económica, la inseguridad y los cortocircuitos que hay entre el gobierno y la oposición?

La situación de la Argentina evidentemente es muy endeble, tanto en el frente económico como en el frente social como en el frente sanitario. Básicamente esto se debe a que desde hace varias décadas -yo diría siete décadas, por lo menos-la Argentina viene teniendo políticas erráticas y con falta de continuidad, tanto sea, por interrupciones de gobiernos democráticos, tanto golpes civiles como golpes militares. Además, un rasgo característico de la política argentina es que cuando asume un gobierno borra todo lo que hizo el otro gobierno, lo malo y lo bueno, aunque sea poco y refunda el país. En realidad, la palabra no sería “refundar”, sino “refundir”. No hay un proyecto de país, siendo que el país tiene enormes recursos naturales que podría explotar tanto como son la economía de Canadá, Australia y Nueva Zelandia. Esto obedece a varios factores sociológicos que no es menester responderlos en esta pregunta.

- ¿Cómo la Argentina, de ser la séptima economía del mundo a principios del siglo pasado, está hoy con 53/54% de pobreza en el presente?

Hay muchísimas variables. Uno ve en general por los medios desfilar personas de un tipo de actividad, sean economistas, historiadores, sociólogos, pero la Argentina no se puede explicar desde una variable sola; la Argentina se tiene que explicar desde varias variables, esto es: factores geográficos, históricos, antropológicos, económicos, geopolíticos. Lo que puedo decir a modo de síntesis y sin ser muy académico es que, en el mundo, según la teoría de John Nash, que fue un Premio Nobel de matemática -que pueden encontrar la película bajo el nombre de “Una mente brillante”. Él creó la teoría de los juegos, no juegos lúdicos sino básicamente cómo la gente interactúa entre ellas, sea una persona o varias. Él descubrió que hay dos tipos de juegos: los de suma cero, donde ambos pierden; y los de resultado diferente de cero donde cada uno gana algo, no necesariamente lo que quiere ganar. Por ejemplo, alguien me quiere vender un teléfono celular por 100 pesos, yo ofrezco 20,me vuelven a decir 100,yo digo 20, 100,20.Ninguno vende, ninguno compra: juego de suma cero. Si alguien me quiere vender un teléfono me pide 100,yo ofrezco 20,me dice 95,yo 25,30,40 y se vende en 53 pesos, es un juego de resultado diferente de cero en donde ambos ganamos algo, no necesariamente lo que queríamos, pero el vendedor vendió y el comprador compró. La Argentina es quizás el único país en el mundo que en algún momento de su historia –yeso es para largo y no puedo contestarlo en unas breves líneas-, se juega un juego que solamente se juega en Argentina, que es el “Don Pirulero” donde cada cual atiende su juego y encima, si no atiende su juego una prenda tendrá. El argentino no sabe trabajar en equipo, en conjunto, en grupo; el argentino y su viveza criolla lo llevaron a la decadencia que hoy podemos ver en todos los sectores de la sociedad, tanto en las clases más bajas como en la media y media alta.

- ¿Cómo está la Argentina hoy insertada en el mundo y qué papel va a jugar la geopolítica para ayudar o no a la Argentina?

La Argentina solamente para tomar un ejemplo a diferencia de Brasil que tiene como Ministerio de Relaciones Exteriores el Itamaraty, y que tiene unas políticas constantes desde la década del 50,Argentina,así como fue cada gobierno cambiando totalmente las políticas también cambió sus relaciones con el mundo exterior. Hora teníamos relaciones carnales con Estados Unidos, hora antiimperialistas, pero lo que es importante destacar acá es que en 1945 el gobierno de ese momento declaró en la Segunda Guerra Mundial la tercera posición, que no era más nada que no una neutralidad, pero no inmiscuirse en asuntos externos. Solamente en 1945 cuando la guerra estaba terminando y Argentina vio que si apoyaba al Eje iba a perder, le declaró la guerra al Eje mientras que Brasil dos años antes había mandado 55.000 tropas al sur de Italia. En ese momento Brasil era un tercio del PBI de Argentina y cuando terminó la Segunda Guerra Mundial el apoyo geopolítico, tanto sea por potencial de población como por una política exterior consistente, los ganadores -Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos-le dieron el apoyo geopolítico a Brasil. De ahí surgió el “milagro brasilero” en la década del 70. Yo creo que Argentina está totalmente aislada de la geopolítica mundial sobre todo porque es un país que ha declarado nueve defaults. Es un país que parece que se toma cosas importantes como que le está mintiendo a un chico y la geopolítica internacional puede ser cualquier cosa, menos niños. Hay que tener una política consistente y que perdure en el tiempo. Así que, veo que Argentina está totalmente aislada de la geopolítica internacional.

- ¿Cómo percibe usted que será el mundo post COVID y cuando termina esta pandemia? ¿Cómo ve usted el tablero de ajedrez de la geopolítica mundial cuando termine esta pandemia?

Evidentemente el gran ganador de esta situación en el corto y medio plazo va a ser China. China comenzó hace 30 o 35 años con manufactura de bienes primarios de empresas americanas y extranjeras que se radicaban ahí. Después comenzó a fabricar productos de valor agregado y hoy ya está disputándole codo a codo la tecnología a los principales países del mundo. Siendo un régimen cerrado ellos van a tener menos conflictos sociales que las democracias. Yo creo que China va a ser en el corto plazo el gran ganador de toda esta situación provocada por el COVID, que está bastante lejos de finalizar. Información complementaria. En síntesis, yo creo que el problema argentino es un problema de la sociedad argentina. No hace tantos años que un padre obrero podía decir orgulloso “mi hijo, el médico”. Hoy eso no existe más. Y la clase media también tiene su culpa porque fue viendo que la pobreza iba avanzando del 4 al 8, al 10,al 15,al 20 (por ciento) y mientras tanto era omisa a esas señales tan contundentes y aprovechaba las circunstancias económicas para irse de viaje a Brasil o a Miami a comprar cosas porque el cambio era barato diciendo “a mí nunca me va a tocar”. Hoy conozco a mucha gente que antes de la pandemia era una clase media –baja, pero media-,y hoy es gente pobre. Como decía un pastor luterano Niemölleren Varsovia, en la Segunda Guerra Mundial escribió un poema, que dijo: “Hace 10 días fueron por el carnicero de la esquina, pero yo no era carnicero no me preocupé. Hace una semana fueron por el sindicalista de la esquina, pero como yo no era sindicalista no me preocupé. Hace tres días fueron por el homosexual vecino de mi casa, pero como yo no era homosexual no me preocupé. Hoy vinieron por mí y no quedó nadie para hablar”. El argentino no sabe vivir en sociedad, es individualista, solo piensa en sí mismo como lo que relaté del “Don Pirulero”. Yo trabajé en una ONG, y es uno de los países de América Latina que menos dona y es una sociedad que estaba dividida mucho antes de la grieta porque era una sociedad omisa y la omisión es una especie de grieta. Obviamente los países tienen los gobiernos que se les parecen, no que se merecen, y nosotros tenemos dirigentes que salen de esta sociedad, de esta sociedad mezcla de psicópata e individualista y que se cree viva y que todavía piensa que Noruega es un país lleno de hielo en donde viven esquimales y subestima a todos sus vecinos. Yo he vivido en más de cuatro países y conozco toda Latinoamérica ,y la verdad es que hoy ellos nos miran a nosotros diciendo “no puede ser“. Obviamente tratéde hacerlo lomás didáctico posible. Tengo toda la información técnica que respalda todos estos puntos de vista. Pero también creo que es un gran error de los analistas cuando van a radios y televisión hablar para las élites y se les entiende poco y nada o porque no tienen argumentos. Yo además tengo tres o cuatro sugerencias para hacer, para cambiar esta matriz que evidentemente no funciona, que las he trabajado con excompañeros de facultad. O sea que en Argentina el diagnóstico se viene haciendo hace 50 años y lo siguen haciendo. Creo que es hora de hacer propuestas y tratar de consensuarlas entre las personas, entre los diferentes actores sociales.

Muy amable, espero que se haya entendido mi mensaje, que no es fácil contestar preguntas tan abarcativas en tan poco tiempo.

- Licenciado Gustavo Bren, muchas gracias. Vamos a cerrar esta nota con un panorama general. ¡Gracias!

Vegetarianos

Dejá tu comentario