Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | coronavirus | Sexo

Amor, sexo y coronavirus: la nueva era de las series románticas

"Valeria" es solo el último fenómeno de un género tan antiguo como el propio cine, que durante el encierro ha experimentado un gran auge en las plataformas de streaming, nuevo refugio de los románticos empedernidos.

Para muchos, comenzó siendo un año más, pero tan solo hicieron falta un par de meses para que 2020 se convirtiera, tras la aparición del coronavirus, en una fecha aciaga. Sin abrazos, sin besos. Más solos. Ya ni el amor virtual es útil más allá de una simple distracción, toda vez que el encuentro físico ha desaparecido, restringido por el encierro forzado. En ese panorama tan desolador, muchos encuentran consuelo en el amor de otros. Los romances de papel, pero también los de las plataformas de streaming, que además de sacar rendimiento a esta pandemia, han sido también capaces de adelantarse a los acontecimientos, haciendo confluir en sus servicios idilios imposibles, amores verdaderos y besos fugaces.

Siguiendo la máxima de que la distancia no separa, pero el desinterés sí, confluyen en las plataformas diferentes opciones románticas para reconfortar el ánimo, calmar el anhelo; para impedir que la falta de contacto merme las inquietudes.

Comer y besar...

Variopintas opciones donde lo mismo resucitas a tu amor de infancia, ese Maxi Iglesias que acaparó las redes sociales con la irrupción de la para muchos fallida “Valeria” (Netflix), o te lo comes a besos al ritmo de los fogones y las recetas. Comer y besar, todo es empezar, al menos en la “Foodie Love” (HBO España) de Isabel Coixet, donde la directora debuta en la pequeña pantalla y la plataforma de streaming, en una ficción original al ritmo de Laia Costa y Guillermo Pfening, que comen, aman y hablan.

Otras, como “Normal People”, se dejan los remilgos a un lado. El amor también es sexo, y en esta serie que ha roto récords en BBC Three, superando la audiencia lograda por “Killing Eve”, lo hay, y muy explícito.

Un fenómeno en la televisión británica y estadounidense que, en época de confinamiento, muestra lo que muchas series esconden. Sexo explícito y amor universitario le bastan a esta ficción para acaparar la atención de la gente en esta cuarentena, enganchados al disfrute ajeno, aun cuando algunos lo califican de “porno gratuito en televisión”.

Te puede interesar: Sexo en tiempos de pandemia

También hay romances que resurgen, como el de #Luimelia (Atresplayer), la historia de amor de Luisita y Amelia revolucionó las redes sociales en todo el mundo después de que enamorarse en “Amar es para siempre”. Una serie de televisión que nace como regalo para todos los fans que han seguido la vida de estos dos personajes cada día y que quieren conocer mucho más sobre ellas.

Para los más fieles, las historias de siempre, clásicos imperecederos o historias de amor que continúan y crecen año tras año a través de la pantalla. La distancia en el tiempo ni las calamidades históricas pudieron con los sentimientos de Claire y Jamie (“Outlander”, Movistar+) del mismo modo que, a pesar de los enredos y la paja, los hijos de Ted Mosby consiguieron averiguar quién le había robado el corazón a su padre (“Cómo conocí a vuestra madre”, Netflix. Amazon).

Y los nostálgicos siempre pueden acudir de nuevo a "Friends" (Netflix, Amazon, HBO), reírse un rato y ver cómo triunfa el amor entre Ross y Rachel, o acudir a la columna de Carrie Bradshaw en “Sexo Nueva York” (HBO España) y repasar a través de sus líneas a los hombres de su vida, desde Big a Aidan. Hay cosas que ni el tiempo ni la distancia consiguen separar.

FUENTE: abc.es
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario