Actualidad | Andrea del Boca | Actriz | Juicio Oral

Andrea del Boca: "Hablan de mí porque vende"

La actriz, quien está procesada y embargada por defraudación al Estado, piensa volver a la televisión como conductora y encara de otra manera esta etapa de su vida.

Tres mujeres, de tres generaciones, ocupan el coqueto piso en Barrancas de Belgrano: Andrea del Boca, su madre, Ana, y su hija, Anna Chiara. El domingo la familia entera, con la llegada de los otros hijos del matrimonio Del Boca -en el cual falleció Nicolás, el alma mater de la familia- le festejaron el cumpleaños a Ana María en la intimidad de lo que para muchos se constituyó en el medio argentino como un "clan", aunque para Andrea del Boca se trate de una "tribu". Aunque la actriz admita que el verdadero cacique de la familia sea su madre, el duelo por la muerte del director de televisión que trabajó hasta los últimos años de su vida fue duro.

Andrea del Boca, con 53 años cumplidos y a punto de cumplir 50 de profesión, cambió su look, bajó siete kilos y volvió a los rulos, dejando el pelo lacio de los últimos años. Refrescó el color de su cabellera y modificó también su manera de comunicarse con la prensa mientras sigue procesada por defraudación al Estado y con sus bienes embargados, a la espera de un juicio oral y público que dictamine finalmente su inocencia o su culpabilidad en el uso de fondos del Estado para la fallida comedia televisiva Mamá corazón, que se terminó de grabar en 2015 pero nunca se editó por completo, y que tampoco salió al aire.

"Soy inocente", proclamó una vez más la ex niña prodigio de la televisión que llegó con sus telenovelas al mundo entero. Celeste siempre celeste, uno de sus éxitos en los años 90, se emite actualmente por séptima vez en la televisión italiana, por citar un ejemplo. Del Boca, a instancias de su abogado, Juan Pablo Fioribello, comenzó a defenderse en los medios de las acusaciones que son parte de un expediente judicial que terminará de dirimirse en el proceso oral de la causa.

"Este es el tiempo de hablar, tanto para mí como para mi hija Anna", confesó la actriz en un diálogo desde su casa, en un reportaje intimista que dio a Confrontados (El Nueve). Madre e hija habían callado por distintos motivos. Andrea, por decisión de su abogado anterior, quien consideraba que no debía dar notas. Su hija, porque hasta que no cumplió la mayoría de edad no podía hacerlo por orden de su padre, Ricardo Biasotti. "Hablan de mí porque sigue vendiendo hablar de Andrea del Boca", se defendió la protagonista de Perla Negra.

"Pasé situaciones incómodas en la calle, pero yo hago una vida normal, me fui con mi hija de vacaciones a Playa del Carmen hace poco, voy al mercado como cualquier vecina y la gente me pregunta qué hago ahí. Una cosa son las declaraciones en los medios y otra muy distinta lo que dice el expediente. En el juicio oral, que quiero que empiece ya, va a quedar demostrada mi inocencia", reiteró.

Del Boca contó que fue convocada para bailar con su hija en ShowMatch, el programa de Marcelo Tinelli, pero aunque ella coqueteara con la idea, Anna Chiara quiere irse de viaje a estudiar dirección de cine en los Estados Unidos a mediados de año. Su mamá planea volver a la televisión como conductora, en un programa que combine viajes y comida. Aunque no anticipó en qué canal lo hará, promete comenzar pronto recorriendo Argentina con planes de seguir luego por el exterior. Pero tiene más planes a futuro, y allí no entra -según sus palabras- la posibilidad de ir presa o pagar una condena que le impida proyectar. Su hija quiere protagonizar un proyecto de ficción que se llame Matadora, la historia de una criminal que comienza siendo una persona común hasta transformarse en una asesina.

Andrea del Boca también habló de su hija, Anna Chiara (Video: "Confrontados", El Nueve)

Pero el proyecto más ambicioso que la une a Anna Chiara es la realización futura de una docu-serie (mezcla de documental y ficción) sobre la vida de su madre, la reina de las telenovelas argentinas durante décadas.

"La puerta para volver a enamorarme siempre está abierta", aseguró, en medio de rumores de noviazgo con su abogado, que ella desmiente.A la hora de recordar sus grandes éxitos, Del Boca evocó el enorme rating de Perla Negra, la primera novela que Telefe puso en el prime time en 1994, que superaba los 30 puntos de rating. Ella iba a protagonizar Camila, la hija del silencio, con Gustavo Bermúdez para El Trece, pero la oferta de la novela con Gabriel Corrado para irse a Telefe la tentó más. Bermúdez hizo entonces Nano, con Araceli González, cambiando el nombre del proyecto y del protagonista. Antes habían hecho juntos Celeste siempre Celeste, novela en la cual ella interpretaba a dos gemelas, una mala y una buena. La mala era morocha, y aún guarda la peluca, que sirve para una infidencia final: "A veces salgo a la calle con la peluca puesta, cuando no quiero que me reconozcan".

FUENTE: Teleshow

Dejá tu comentario