Dengue
Opinión | Antonio Rico | Coronavirus | Cuarentena | España | Argentina

Antonio Rico: "Todos somos coronavirus"

España permitió este lunes el regreso a la actividad de la construcción y la industria, lo que significó el retorno a las calles de miles de personas, aun cuando siguen contando más de 500 muertos diarios. ¿Hacia eso vamos?

Este lunes 13 de abril, el Gobierno de España permitió el regreso a la actividad de la construcción y la industria, en una flexibilización del estado de alarma o lo que aquí conocemos como aislamiento social preventivo y obligatorio.

Una “manada controlada”

Con los cuidados del caso, es decir, con distancia social y uso obligatorio de tapabocas, en España esto significó el retorno a las calles de unas dos millones de personas (según Clarín). Una “manada controlada” que regresó a la actividad aún cuando se siguen contando cientos de muertos diarios por Covid-19 en la zona.

¿Es esta la posible salida de la cuarentena? Teniendo en cuenta, primero, que todavía no tenemos una vacuna, y que puede que pase un año hasta que la tengamos. ¿Inmunidad del rebaño, a lo Boris Johnson?¿Que se contagien los que se tengan que contagiar? ¿Cómo se sale cuando no hay una cura?

La otra opción es la cuarentena dura y controlada, a lo Wuhan, en China, que tuvo que mantenerse bajo un estricto control de cumplimiento por parte de las autoridades durante 76 días para permitirse recién entonces el regreso, lento, a la actividad.

Y otra cuestión. ¿Cuánto aguanta la Argentina una cuarentena con estas características? En el aspecto psicológico -la privación de la libertad- y en el aspecto económico.No hay que ser liberal, corporativo o de derecha necesariamente para notar que hay rubros -caso gastronomía, por ejemplo- que pueden desaparecer en cuestión de semanas si no llegan a tener ingresos genuinos en un corto plazo.

Tal vez, y es al menos una teoría, la “manada controlada” sea la salida de la cuarentena.No sé si la más apropiada, no sé si la más humanitaria. Hay dos valores que se cruzan en el razonamiento: la salud y la libertad. Podemos tener salud, y no tener libertad, como sucede ahora. O tener libertad, y poner en riesgo la salud. Dura dicotomía. Y subyace un elemento ineludible, que es el de la necesidad económica de la gran mayoría de la población argentina.

La cuarentena, tal como la viene llevando adelante el Gobierno de Alberto Fernández, es exitosa. Los números lo demuestran. Esto no es una crítica al Presidente de la Nación. Es pensar, en voz alta, si esto es posible de sostener por mucho tiempo más o debemos abrir el juego a otras posibilidades.

Dejá tu comentario