de pie
Santa Fe | Armando Traferri | Fiscales | Senado

Armando Traferri se defendió en el Senado

Armando Traferri, senador provincial por el departamento San Lorenzo,  pronunció un discurso luego que sus pares votaran en contra de su desafuero

Luego que el Senado rechazara el desafuero de Armando Traferri por pedido de los fiscales de la Unidad Especialidad de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, el legislador justicialista tomó la palabra, habló de “leales por conveniencia” y disparó contra el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, al que aludió en varios tramos de su discurso como el “jefe de inteligencia”.

“Todos saben que no es mi fuerte la oratoria, pero sí son muy fuertes mis principios y verdades”, comenzó Traferri desde la Cámara Alta provincial tras abstenerse de votar sobre su propio desafuero.

El legislador aseguró que desde “hace tiempo” comenzó una campaña de desprestigio contra el Senado y “se armaron operaciones políticas con muchos actores que sí darían para una asociación ilícita”.

“En 2016 se nos denunció por el reparto de subsidios que nos habilita la Constitución Provincial cuando hay funcionarios que reparten subsidios cuando no pueden hacerlo”, amplió.

“Este es un Senado que no se deja imponer nada por nadie. Somos conscientes que hay que mejorar el sistema de justicia y los fiscales se han resistido. No es casualidad que tengamos más de 200 denuncias y están nerviosos porque no quieren que se los controle, cuando eso no sucede en ningún lugar del mundo”, aseguró el legislador.

Por otro lado, Traferri se reconoció como peronista desde la cuna, a diferencia de “algunos dirigentes de un verano”, que “fueron y vinieron”, en referencia a los legisladores que votaron a favor de retirarle su inmunidad: Marcelo Lewandowski, Marcos Castelló, Alcides Calvo y Ricardo Kaufmann.

Asimismo, el senador por San Lorenzo afirmó tener pruebas, que confirmó, serán presentadas a la Justicia, a la vez que apuntó contra el propio Saín, como el “jefe de inteligencia” para embarrar su nombre.

Finalmente, el legislador sostuvo que todas sus cuentas “están en la Afip por si quieren investigar” y dijo que “acá en el Senado con Felipe Michlig tuvimos muchas discusiones, casi hasta como para irnos a las manos, pero nunca traspasando ningún límite de la política”.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario