Distanciamiento 18 de junio 2020
Nacionales | Héctor Olivares | Miguel Yadón | Justicia | Navarro Cádiz | Estupefacientes

Asesinato de Olivares y Yadón: Pidieron pericias psicológicas para los dos acusados

Juan Jesús Fernández y Juan José Navarro Cádiz continúan detenidos, sus defensas apelaron sus procesamientos, pero el juez piensa que los hombres sabían lo que hacían.

El juez en lo Criminal y Correccional 16, Mariano Iturralde, ordenó que se realicen las pericias psicológicas y psiquiátricas pendientes para Juan Jesús Fernández y Juan José Navarro Cádiz, los acusados por el doble homicidio del diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón.

Fernández, de 42 años, y Navarro Cádiz, de 25, están detenidos acusados de ser coautores de un "doble homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía y por placer, así como también por el empleo de un arma de fuego, en concurso real con portación de arma de guerra" por dispararle a Olivares y Yadón .

Las defensas de Fernández y Navarro Cádiz apelaron sus procesamientos, en ambos casos por considerar que los hombres debieron haber sido acusados por un doble homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

"Utiliza el agravante del placer cuando todavía no se hicieron las pericias psiquiátricas y psicológicas. ¿Cómo saben que sintieron placer, si no está demostrado científicamente?", dijo Ramón Arigós, abogado de Navarro Cádiz.

Arigós también hablo sobre la falta de peritaje de las siluetas humanas con agujeros como de balas que fueron encontrados en la casa del padre de Navarro Cádiz. "Miguel Navarro ya aclaró que allí no se practicó tiro al blanco, sino que son dibujos que hicieron sus nietos y que están golpeados con un martillo", aseguró.

El abogado de Fernández, Ramiro Rúa, se remitió a la declaración indagatoria de su defendido -en la que le endilgó toda la responsabilidad a Navarro Cádiz- para sostener que la acusación está mal calificada.

Fernández reconoció que el 9 de mayo pasado estaba al volante de su Volkswagen Vento estacionado en la plaza del Congreso con Navarro Cádiz, su primo, en el asiento del copiloto.

Eran las 6.50 de la mañana cuando vieron pasar por segunda vez a Olivares y Yadón, que hacían su caminata habitual a esa hora. Entonces, uno de ellos -según Fernández, Navarro Cádiz- le disparó al diputado y a su asesor con una Bersa Thunder calibre .40 con mira láser que ya fue secuestrada por la justicia.

Ambos estaban alcoholizados y habían consumido estupefacientes, pero el juez Iturralde y la fiscal del caso, Estela Andrades, quieren que los especialistas del Cuerpo Médico Forense (CMF) definan si al momento del hecho los acusados pudieron comprender la criminalidad de sus actos y dirigir sus acciones, para ver si son o no inimputables.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario