de pie
Santa Fe | Aguas Santafesinas | Río Paraná | Santa Fe

ASSA reconoció que el agua tiene mal gusto

Las autoridades de la empresa sostuvieron que el cambio de sabor pudo haberse dado por el aumento de la salinidad de los ríos donde se producen las tomas de captura.

Como consecuencia de la bajante histórica del río Paraná, desde Aguas Santafesinas Sociedad Anónima (ASSA) admitieron que el agua bebible de la capital provincial pudo haber sufrido un cambio de gusto, pero garantizaron que de ningún modo se modificaron los estándares de potabilidad.

En este 2020 el Río Paraná registró niveles históricos de bajante en la ciudad de Santa Fe. En mayo, se alcanzó la mínima de los últimos 50 años: 48 cm. En agosto, tras un tenue repunte, volvió a caer a 60 cm. En tanto, esta semana descendió a 50 cm.

La última medición en el puerto de la capital provincial arrojó 78 cm, es decir casi 30 centímetros más que la medición del lunes cuando llegó al medio metro.

De esta manera, se cumple el pronóstico anticipado por el INA hace unas semanas atrás que indicaba que la altura tendría un leve repunte luego del pico de bajante.

Autoridades de ASSA sostuvieron que el cambio de sabor en el agua pudo haberse dado por el aumento de la salinidad de los ríos donde se produce la toma de captura. Sin embargo, indicaron que la alteración al paladar será momentánea.

En el informe de esta semana, el organismo nacional anticipó que el nivel se mantendrá por debajo del metro y reafirmó lo que viene sosteniendo desde hace semanas: el panorama en el corto plazo es “desfavorable” y no se avizoran “eventos” que puedan llegar a provocar cambios bruscos en el caudal de agua.

Tarifa

Por otro lado, desde ASSA advirtieron que la tarifa del servicio presenta un retraso “del 108 por ciento”, que redunda en un déficit alrededor de ese valor.

Ante esta situación, no descartaron que, a partir de enero próximo, aparezcan aumentos en las boletas de los clientes. Según revelaron las autoridades, el incremento necesario para achicar la brecha deficitaria rondaría en un 32 por ciento, por lo que se evaluaría, en las próximas semanas, la modalidad de aplicación en los contribuyentes.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario