de pie
Nacionales | Assa | plataformas flotantes | Paraná

La Assa prevé usar "plataformas flotantes" en el rio Paraná

Las tomas de agua que abastecen la ciudad están comprometidas, si el río llega a un metro por debajo de cero, la Assa prevé usar "plataformas flotantes"

Con el pronóstico de que el Paraná llegue a alturas de - 1 metro en Santa Fe, la Assa planea usar "plataformas flotantes" o "pontones" para garantizar el servicio, ya que las tomas de agua que abastecen a la ciudad están comprometidas.

A causa de la bajante histórica del río Paraná el suministro de agua potable en Santa Fe, las tomas de agua se ven comprometidas. Por ahora el servicio se mantiene funcionando normalmente, pero desde Aguas Santafesinas (Assa) ya prevén que puede llegar a suceder en caso de que la crisis hídrica se agudice. Por esto, planean utilizar "pontones" para mantener el volumen de extracción de agua en caso de que el río en el puerto santafesino registre una altura de -1,00 metro.

Estos pontones son "superficies flotantes sobre la que se podrán instalar bombas que permitan la captación de agua a superficie", según el presidente de Assa, Hugo Morzán. Y agregó: "Tenemos que tratar de sostener la misma captación porque tenemos que sostener la potabilización para garantizar el consumo en condiciones normales".

Morzán advirtió que "en Santa Fe, si la bajante llegase a alturas de menos 1 metro vamos a tener problemas, por lo que ya estamos previendo la colocación de bombas sobre un pontón que amarraremos a esa toma mas hacia dentro del río y captaremos de superficie desde allí, derivando a los conductos que hoy tienen esas bombas para traer el agua a la planta".

Además, durante el episodio de bajante del 2020 las bombas dispuestas en la toma Hernández en el riacho Santa Fe se bajaron a niveles inferiores de manera tal de tener mejor captación. Además en la toma del río Colastiné, cercana a Rincón, se puso una bomba sumergible ante los problemas en la captación de agua en la toma apostada en el muelle, aunque advierten que "puede tener problemas si el río continúa bajando".

bajante-del-rio-parana-5-julio-2021jpg.jpg

"lo que sucede en la toma de agua en Rincón es mucho mas sencillo que lo que sucede en la toma Hernández. Ahí estamos previendo la colocación de otro pontón con otra bomba arriba. La diferencia es que la bomba necesaria en el río Colastiné es de 120 metros cúbicos por hora, mientras que en la toma Hernández debemos poner seis bombas de 1.200 metros cúbicos por hora". Y agregó: "El volumen de extracción necesario hace que los casos de Santa Fe y de Rosario sea mas complejo desde el punto de vista práctico", aseguró el presidente de Assa, sobre la logística de adaptación de las bombas de agua.

Por otro lado, frente al traslado y disposición de los pontones, Morzán indicó: "Ya tomamos contacto con el Batallón de Ingenieros, que tiene diferentes tipos de pontones, adelantándonos a lo que pueda suceder. Estamos tomando todas las precauciones pensando en que podamos llegar a los extremos a los que ojalá no lleguemos, pero no podemos quedarnos esperando".

También indicó que desde el ministerio de Infraestructura aseguraron que, “para conseguir bombas que superan los 5000 metros cúbicos hora, son equipos de gran porte, que requieren tiempo de instalación. Es un trabajo conjunto no solamente con los organismos del gobierno provincial, sino también con las universidades y con el Instituto Nacional del Agua, van a permitir que naturalmente podamos hacer frente a esta situación histórica”.

“Venimos trabajando para prever lo que puede suceder y tomando en consideración que estamos no solamente frente a esta situación especial, sino que prontamente tendremos la vuelta de las altas temperaturas que generan mayores consumos y que naturalmente requieren un mayor esfuerzo por parte de nuestras plantas”, concluyó el referente de Assa.

Vegetarianos

Dejá tu comentario