Opinión | Antonio Rico | FMI | Macri | PASO | Santa Fe

Atrapados en el limbo

Es indiscutible que a partir del resultado de las PASO el centro de gravedad del poder se trasladó a la figura de Alberto Fernández y dejó a Mauricio Macri en una especie de vacío político.

Estamos a poco más de 3 meses del traspaso de poder, pero no sabemos quien será el futuro presidente. Allí es donde se empieza a verse ese vacío de poder que advirtió y luego desmintió el propio FMI. Es que las PASO nos dejaron con un presidente que no cuenta con la mayoría de la aprobación de los argentinos y un candidato a presidente que si cuenta con el respaldo popular, pero es un candidato, no un presidente electo.

En este escenario nacional, Santa Fe enfrenta una ordenada transición porque si tiene un gobernador electo, situación que ayuda a la toma de decisiones de los dos equipos: el entrante y el saliente. Lo mismo sucede en el municipio capitalino que también transita el pase de gestión ordenadamente.

El dilema que dejaron las PASO, son los límites que tiene un presidente con un halo perdedor en la toma de decisiones. Los riesgos los estamos viendo en el tembladeral económico generado, los sufre el país y también, porque no reconocerlo, la estructura partidaria que llevó a Macri al poder se resquebraja día a día.

Por eso es que no alcanza con llamados telefónicos entre Macri y Fernández intentado imponer reglas de juego a una coyuntura nunca antes vista: Un candidato que es considerado un presidente electo y en el medio el limbo.

La acuciante situación conlleva muchos riesgos a la hora de defender los intereses del país frente a la angurria de los mercados. Es ese limbo el que crea la incertidumbre, en tanto los espacios de poder se desplazan de acuerdo a las declaraciones electorales de cada uno de los candidatos.

Dejá tu comentario