de pie
Actualidad | compañías de seguro

Auge de las compañías de seguro: ya representan hasta un 6% del presupuesto hogareño

El fenómeno del seguro toma cada vez más importancia, significando hasta un 6% del presupuesto de hogar que se destina a esto.

El bienestar propio y familiar inmediato y futuro preocupó siempre y más en este contexto Covid-19 donde la incertidumbre y el bolsillo apretado pesan, y eso explica bastante por qué aun en esta situación difícil las personas se siguen volcando por contratar una compañía de seguro que cubra sus necesidades de respaldo más importantes de las actividades diarias, sin llegar a considerarlo gasto.

Para las empresas, las modificaciones a favor comenzaron un poco antes, allá por 2016 cuando la nueva gestión a cargo de ejecutivo puso en marcha más autonomía de acción en este sector tan regulado en lo anterior. Algo que, significó un cambio de rumbo en favor de la modernización, personalización y crecimiento económico que elevó rentabilidad, incluso en un escenario nada cómodo donde los individuos igualmente ven y toman consciencia del atractivo que supone estar asegurado.

Es que las colisiones, vuelcos, robos, roturas, incendios y lesiones siguen ocurriendo y por eso las aseguradoras siguen repuntando números, en algunas porciones como las relacionadas al hogar y el automóvil más que en otras donde la caída porcentual es algo más notoria.

En lo preciso, el fenómeno del seguro toma cada vez más importancia, significando hasta un 6% del presupuesto de hogar que se destina a esto. Algo bueno, si pensamos que un amplio marco de personas cuenta con un monto que cubre sus espaldas y le otorga tranquilidad en la vida en sociedad.

¿Cuál es el ideal? ¿Qué seguro conviene contratar?

Dependiendo de las demandas propias, se puede establecer de la siguiente manera, en función de las 3 categorías principales que otorga el mercado asegurador actual y que más vienen ascendiendo estos años:

- Automóvil, moto u otra movilidad: existe más de una alternativa para asegurar este bien y la dinámica de contexto de mercado las modifica con periódicamente. Lo recomendado por los especialistas es inclinarse por uno que, además de asegurar lo básico, también lo haga frente al daño del vehículo a terceros, así como siniestros, robo o recambio. Y, por último, el contra todo riesgo, el más beneficioso y completo de todos. Se decidirá en función del uso que se le dé al automotor, y, lógico, de lo que se pueda abonar al mes.

- De Hogar: para casa o departamento en barrio o country, un seguro de este tipo es fundamental para resguardar el patrimonio. De igual manera, se ofrecen alternativas diversas, pero en términos globales todas persiguen amparar ante delitos, incendios, roturas de vidrios y equipos electrónicos, inclemencias climáticas y demás imprevisibles. También, ante terceros vecinos que puedan verse afectados a causa de un hecho nuestro.

- De vida: nada es más importante, por eso, el seguro de vida es dar con la tranquilidad de tener la certeza que, si algo sucede en lo personal o familiar, se recibe una ayuda en el momento más necesario. También, se piensa como inversión, ya que representa un fondo seguro hacia adelante, un ahorro.

Una ventana de oportunidad más allá de los desafíos de equilibrio que ven los seguros en estos tiempos inflacionarios y de coronavirus, y una conveniencia para el público en general, que, más allá de significarle una tarifa fija a veces difícil de mantener, toma en consideración lo realmente necesario que es contar con una compañía de seguro que vele por su bienes y persona de manera íntegra y rápida en los tiempos que vivimos.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario