Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | Cuarentena | Sexo | invierno

¿Aumenta o disminuye el sexo en invierno?

¿Por qué la libido puede bajar durante el invierno? Enterate todo en esta nota.

Es bien sabido que al llegar los días más fríos del año, muchos los aprovechan para disfrutar de la compañía de la pareja. Y es que sobre todo en estos momentos de cuarentena, programas como maratones de serie en la cama, pueden ser ocasiones perfectas para ir ‘un poco más allá’. Sin embargo, no siempre ocurre así. ¿Tendrá el invierno la respuesta a ese desgano sexual que puede sentirse?

¿Aumenta o disminuye el deseo?

Al parecer, la libido disminuye durante esta época del año. ¿Una de las razones? Es que tanto otoño como invierno se caracterizan por la disminución progresiva de la temperatura y la luz del día, pues los equinoccios de la segunda mitad del año acortan la duración de la luz solar.

Así, de forma natural, las personas se comportan con más actividad física y erótica durante la primavera y el verano, por lo que el invierno siempre se ha considerado una época de calma y reposo, momento de resguardarse. Estos comportamientos por supuesto, tienen su respaldo científico.

Un estudio realizado a 2 mil 299 hombres por la Universidad Médica de Graz en Austria demostró que la luz del sol estimula la generación de la vitamina D, con la que se ha encontrado una relación proporcional al nivel de testosterona en la sangre, la hormona sexual masculina que a mayor cantidad eleva el deseo sexual del género masculino.

Te puede interesar: Coronavirus: Las consecuencias de la falta de sexo

La vitamina D alcanza sus niveles más altos después de marzo y sus niveles más bajos en invierno, debido a la corta duración de los días y el clima. Además, un clima soleado ayuda a hombres y a mujeres con la secreción de endorfinas, por lo que el estrés disminuye y hace sentir a las personas más “cariñosas” al mejorar su estado de ánimo.

En las mujeres ocurre algo muy similar: la primavera y el verano incrementan la producción de la serotonina y la MCH, hormonas que alientan el deseo sexual.

Pese a que el clima caluroso y la luz del sol resultan ideales para las relaciones sexuales, es en el invierno cuando las parejas tienen mayor oportunidad de intimar, de acuerdo con algunos sexólogos. El deseo de quedarse en casa y el significado del invierno propician una mayor conexión emocional y aumentan el compromiso en las relaciones monógamas.

Además de esto, hay que ver el hecho que durante el invierno se incrementa la proliferación de virus y es muy común estar acostumbrados a caer enfermo más seguido, lo que hace un cóctel que mata el deseo sexual sin que uno se dé cuenta de ello.

Lo cierto es que, independientemente de la época del año, el deseo sexual debe vivirse en libertad, con responsabilidad y saludablemente. Además del clima, los factores culturales y la relación que se lleva con la pareja ayudan a la motivación de la libido.

FUENTE: elsol.com.ar
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario