Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | Baby Etchecopar | coronavirus | Eduardo Feinmann

Baby Etchecopar y un mensaje al Gobierno tras recuperarse

El conductor Baby Etchecopar, tras retomar sus tareas radiales, lanzó una dura acusación al Gobierno Nacional.

Luego de que terminó su programa en Radio Rivadavia, se produjo el esperado pase entre Eduardo Feinmann y su compañero Baby Etchecopar, que dejó a todos con la boca abierta con sus afirmaciones en vivo y en directo.

«Hola, hola. Me alegra verlos acá. ¿Cómo estás, Edu? Tenés que tomar un poquito de sol. Tenés un verde que no me gusta… Hay que esperar que se recomponga», aseguró el conductor de Basta Baby. «Estoy a media máquina», aseguró su colega. «Te pareció raro volver a la radio…», sostuvo el conductor sobre un regreso después de varias semanas de estar ausente tanto en radio como en televisión.

«Tremendo… Pensaba… ¿Cómo voy a hacer radio y televisión hoy si no me acuerdo cómo es? Perdés el timing», manifestó Eduardo Feinmann. Pero fue en ese momento, donde Baby Etchecopar dejó a todos con la boca abierta con lo que dijo delante de todos. «En este momento el gobierno… Si nos hubiésemos muerto hacían una fiesta en Olivos. Se contagiaban todos. Pero salimos», disparó sin rodeos.

«La cantidad de amigos que están cayendo con COVID, es tremendo. Es todo mentira lo de los números, yo creo que hay que multiplicarlo por diez. Te extrañamos. Yo no quiero hablar mal, pero Nelson (Castro) es denso… No, mentira, es un placer hablar con él. Pero me pasa algo que se da con pocas personas. Me inhibo con ellos, me cuesta hasta decir malas palabras, a Nelson le avisaba 20 minutos antes que iba a putear», sostuvo haciendo referencia al reemplazo de su compañero.

Te puede interesar: Alberto Fernández enumeró 24 medidas a favor de jubilados

Cabe recordar que más temprano, Eduardo Feinmann habló sobre lo que vivió días atrás. «Esto es lo que queda de mí después de que me hayan pasado 10 aplanadoras por encima. Es tremendo. Nunca pasé una situación similar, en mi vida, fue muy difícil. Estaba aislado. Esta enfermedad es totalmente inhumana. No le vi la cara a nadie, ni a los médicos. A la enfermera sólo le conocí los ojos porque se ponen un traje de astronauta. Tenía cero contacto con mi familia, sólo por el teléfono. Los primeros dos días de internación fueron muy dramáticos porque yo volaba de fiebre», sostuvo.

FUENTE: El Intransigente
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario