Deportes |

Boca quiere reforzarse con una figura de renombre. 28 de Diciembre de 2018 (El Intransigente)

Nicolás Burdisso intentará sumar un futbolista con jerarquía internacional a su plantel.
 
Boca comienza a rearmarse luego del cimbronazo que significó la caída en la final de la Copa Libertadores de América ante River en el Santiago Bernabéu. Desde ese día, Guillermo Barros Schelotto no es más el entrenador del Club de la Ribera y Daniel Angelici decidió delegar las decisiones en un Director Deportivo. Nicolás Burdisso es quien toma las decisiones en el Club de la Ribera y ya piensa en dos nuevos refuerzos.
 
Con la anuencia del próximo entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, Burdisso inició negociaciones para intentar traer al menos a uno de los dos refuerzos más preponderantes que tiene en carpeta. Es que Boca quiere repatriar a Nicolás Lodeiro y, de ser posible, busca traer al fútbol argentino a Franco ‘Mudo’ Vásquez, uno de los jugadores más destacados del Sevilla que marcha tercero en la Liga española.
 
Lo que busca la Secretaría técnica del Xeneize es un reemplazante para Edwin Cardona que, más allá de que siempre jugó tirado hacia un costado, originalmente era un enganche clásico. Por eso, en Boca buscan a un jugador que pueda cumplir esa función tan determinante en el equipo y que bajo la conducción de Guillermo Barros Schelotto nunca se terminó de utilizar.
 
La opción de Lodeiro es la más factible de las dos. El volante de la Selección uruguaya juega en el Seattle Sounders de la Major League Soccer y tiene contrato hasta diciembre de 2021 con la institución estadounidense. Sin embargo, en caso de que Boca ponga tres millones de euros, el jugador podrá quedar liberado para retornar al Club de la Ribera, donde jugó hasta agosto de 2016.
 
La llegada de Vásquez es mucho más complicada. El jugador surgido en Belgrano tiene mucha más calidad que el volante que se desempeña en Estados Unidos, pero su cotización también es más elevada. Para quedarse con el futbolista, Boca tendrá que poner diez millones de euros. Por ello, en el Xeneize sueñan con un préstamo, pero será difícil que se concrete.

Dejá tu comentario