Nacionales | Claudio Bonadío | Carlos Stornelli | Cámara Federal | Código Procesal Penal

Bonadio rechazó audiencia por la recusación contra Stornelli

Primer "salvavidas" tras el estallido del escándalo por el falso abogado Marcelo D´Alessio. Defensa de Thomas acudió a la Cámara Federal para forzar que se realice el procedimiento legal. Inquietud y dudas en Procuración.

En pocas líneas y argumentando un supuesto perjuicio al desarrollo de la causa “cuadernos”, el juez federal Claudio Bonadio rechazó convocar a la audiencia de recusación que prescribe el Código Procesal Penal para tramitar el pedido de apartar al fiscal Carlos Stornellique hizo el abogado José Manuel Ubeira, una vez que estalló el escándalo por supuesta extorsión por la que terminó procesado el falso abogado Marcelo D´Alessio. El defensor del exdirector de Yaciretá Oscar Thomas había planteado el apartamiento del fiscal luego de que se revelara que parte de los mensajes que D´Alessio había intercambiado con Stornelli incluían un plan para realizarle una cámara oculta al letrado. Esa es una de las pruebas que el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla consideró para vincular a Stornelli con maniobras de espionaje ilegales en el marco de un expediente judicial. Se trata del primer “salvavidas” que el juez le arroja a la fiscalía, en falsa escuadra tras los chats hallados en el teléfono de D´Alessio, parte de los elementos que se consideraron para establecer su prisión preventiva, acusado de formar parte de una asociación ilícita.

Ubeira ya acudió en apelación a la Cámara Federal por la audiencia rechazada. En ese procedimiento, Stornelli debería defender su posición para no ser apartado de la causa ante los argumentos de Ubeira. Bonadio rechazó convocarla sin mayor trámite y adujo que el pedido no estaba fundamentado y que formaba parte de una estrategia de entorpecimiento del devenir de la investigación. Que se trataba de una cuestión antojadiza, incluyendo retos para el defensor por haber pedido apartar por pérdida de objetividad a Stornelli. Fue el paso preliminar a resolver el fondo de la cuestión: mantener al fiscal en la causa. Ahora, deberán intervenir los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi sobre la decisión de Bonadio de no convocar la audiencia prescripta en el código de procedimientos para su defensa.

“Si esto hacen con el abogado de Thomas ¿Se imaginan qué es lo que podrían hacer con el de un preso común que no esté en una causa de repercusión política?”, se preguntó Ubeira consultado por Ámbito Financiero. La referencia es a la cámara oculta que estaba pergeñando D´Alessio. “No me estoy refiriendo sólo a la frase de ´lo de Pedro me ocupo yo personalmente´ que le mandó D´Alessio a Stornelli el 28 de diciembre, el mismo día en que comenzaron los mensajes con Etchebest, lo que importa seguir investigando ese hecho; sino fundamentalmente a las distintas investigaciones y espionajes que le reclamaba el fiscal (Stornelli) a D´Alessio a quien consideraba un servicio de inteligencia de los Estados Unidos y a quien le pedía ‘merca’ (información), le solicitaba ‘investigaciones paralelas’ o ‘extraoficiales’ y hasta operaciones de espionaje para perjudicar a abogados que lo incomodaban”, sostuvo Ramos Padilla sobre el caso de Ubeira.

En paralelo, en la Procuración General barajan como inminente tener que tomar acciones sobre Stornelli luego del procesamiento dictado por Ramos Padilla, que le envió a Eduardo Casal la responsabilidad de iniciar un sumario administrativo como cabeza de los fiscales y adoptar las medidas (sanciones) que correspondan. Casal había evitado intervenir y le devolvió la brasa caliente a Ramos Padilla reclamándole que clarifique si Stornelli estaba imputado en su causa. Ahora, tras el duro procesamiento, una opción intermedia que podría adoptar Casal es iniciar el sumario pero evitar apartarlo de la causa “cuadernos”, algo que preventivamente también podría decidir tras las revelaciones de los chats que no lo vinculan directamente con la extorsión pero sí con maniobras parajudiciales.

Entre los fiscales existe un creciente malestar y miran hacia Casal. Por casos menos resonantes (y con menor tenor de acusaciones) se abrieron sumarios internos contra varios fiscales federales en los últimos tiempos. Por caso, el de Federico Delgado y el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas, Sergio Rodríguez por el caso que impulsaron contra Gustavo Arribas (AFI); a la fiscal del caso Correo Argentino, Gabriela Boquín; a Enrique Senestrari y Adolfo Villate; y recientemente al fiscal federal Jorge Di Lello por la queja de su superior Germán Moldes por haber confeccionado un informe sobre el deterioro del material bélico de las Fuerzas Armadas llamado “El Problema de la Defensa Nacional”, donde advirtió riesgos en la merma presupuestaria y archivó una causa por inexistencia de delito. Varios fiscales hicieron saber su bronca porque todavía no le hayan reclamado explicaciones internas a Stornelli por el affaire de D´Alessio.

FUENTE: Ámbito Financiero

Dejá tu comentario