de pie
Actualidad | Buenos Aires | cines | Boletín Oficial

Buenos Aires: el Gobierno autorizó la reapertura de cines

Tras casi un año sin actividad por la pandemia, las salas de cine reabrirían en la Ciudad y Provincia de Buenos Aires.

Tras casi un año sin actividad por la pandemia de coronavirus, el Gobierno habilitó la reapertura de las salas de cine en la Ciudad y Provincia de Buenos Aires. La medida fue publicada este jueves en el Boletín Oficial.

A través de las decisiones administrativas 133/2021 y 145/2021, respectivamente, y con las firmas del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, “se exceptúa de la prohibición a la actividad de salas cinematográficas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con un aforo del 30% por sala”, mientras que en la Provincia, la ocupación “inicialmente no podrá superar el 50%”. El incremento de este aforo dependerá de la evolución de la pandemia en el AMBA.

En todos los casos, "se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19″.

“El cumplimiento por cada individuo de las recomendaciones de los organismos de salud en cuanto a las pautas de distanciamiento social e higiene personal, y que el mismo adquiera el formato de hábito, es la clave tanto para la reapertura segura de la actividad motivo del presente protocolo como para desacelerar la velocidad de propagación de la pandemia”, se manifestó.

En ese sentido, se argumentó que “la experiencia de cine es una actividad quieta y tranquila”, ya que en las salas, los espectadores no interactúan, dado que el foco de atención está puesto en el objetivo de la concurrencia que es ir a ver y disfrutar una película”. “Los espectadores permanecen en silencio puesto que la conversación no es permitida ni tolerada. Adicionalmente, los cines cuentan en general con equipamiento y/o instalaciones que contribuyen a la renovación y ventilación del aire”, se precisó en los fundamentos del protocolo.

Los asistentes deberán usar de manera obligatoria el barbijo en las salas y solo podrán quitárselo para ingerir alimentos o bebidas, luego deben volver a colocárselo. Para prevenir contagios, habrá dispensers de alcohol y las autoridades sanitarias decidieron establecer "burbujas sociales de recreación", entendidas como "espacios compartidos de proximidad", compuesta por un máximo de 6 personas que estarán sentadas en butacas contiguas. La distancia entre asientos deberán ser de entre 1,5 y 2 metros, como mínimo.

En cuanto a los horarios de las funciones, cada complejo deberá establecer un cronograma particular "en función de su programación e instalaciones preexistentes, que minimice la congestión de público asistente al ingreso y egreso de las funciones". Deben contemplar períodos de tiempo suficientes para higienizar los espacios.

"En aquellos casos donde sea posible en función de las características arquitectónicas, y a fin de complementar y optimizar la ventilación de las salas, las puertas de las mismas (tanto de ingreso como de salida de emergencia) se mantendrán abiertas durante al menos 10 minutos entre función y función", expresa el documento difundido en el Boletín Oficial.

En caso que no se cuente con la posibilidad de realizar ventilación natural exterior, se deberán realizar renovaciones por medio de inyección y extracción de aire forzada y/o complementar renovaciones con recirculaciones de aire por medio de sistema de filtrado según las pautas definidas por la autoridad jurisdiccional.

Vegetarianos

Dejá tu comentario