Santa Fe | Cannabis medicinal | C5SF | LIF | Santa Fe

Cannabis medicinal: la Ley olvidada

Laura Acosta, presidenta de Macame, recordó que en 2016 se sancionó la Ley 27.350 que habilita a madres y a usuarios a cultivar cannabis, recetado para tratar determinadas patologías. Sin embargo la Ley de Estupefacientes prevalece sobre la de cannabis medicinal.

“Muchas leyes se sancionan y después quedan nulas o muertas. Nuestra ley, fue algo que se festejó, con una sanción provincial del uso de cannabis medicinal. Esto nos alegró mucho a las mamas, pero ahora no sabemos si estamos mejor o peor” comentó Laura Acosta - Presidenta MACAME, Mamás Cannabis Medicinal Santa Fe, en C5SF.

“Una cosa es dejar guardado algo para nosotras porque estábamos hablando de cannabis, de exponer los chicos y enfrentar a la sociedad. Uno desde el amor lo hace igual y se lucha. Pero, en determinado momento, no sabíamos si era más conveniente cultivar para resolver sólo nuestro problema o salir a afrontar a la comunidad, y que nos pongan palos en la rueda. No sabemos qué es peor, si la cura o la enfermedad” reveló Acosta.

Por otro lado, la presidenta de MACAME explicó qué es lo que pide la legislación que llevó adelante la organización que lidera: “Hoy tenemos una ley de uso de cannabis, la 27350, sancionada. Pero las madres seguimos cultivando. Es más, en el articulo número ocho de esa ley, se hace un pedido, para que el CONICET, el INTA, las universidades y los médicos se especialicen y se instruyan en la medicina cannabica. Esto tiene un aval científico que sustenta y recomienda el uso de cannabicos para distintas patologías”.

“Entonces se pidió que las madres y los usuarios o pacientes pudiesen cultivar. Eso no se reglamentó en el país y no se respetó el espíritu de la ley. Mientras que en Santa Fe, la ley 13602, no habilita a laboratorios LIF ni al CONICET a cultivar. Esto es porque la ley de estupefacientes se contrapone con la ley de cannabis. Una ley nacional se antepone a una ley provincial” lamentó Acosta.

Finalmente la referente de MACAME comentó por qué siguen cultivando, aún cuando la ley no se implementa: “Nos encontramos frente a un vacio enorme, pero nosotras seguimos plantando. Si nos dicen que nuestros hijos a través del cannabis medicinal, deje de convulsionar las veces que sea al día, con una sola dosis de aceite de cannabis, lo vamos a hacer. Todos tenemos el derecho universal a la salud. Y eso nadie nos lo puede negar” concluyó la madre.

Dejá tu comentario