Sabta Fe conectada
Actualidad | Cannabis Medicinal | Congreso | cannabis

Cannabis medicinal: proyecto de ley para cambiar la legislación

En 2017 se aprobó una ley que habilita el uso de cannabis medicinal. La nueva iniciativa podría despenalizar el autocultivo y promover su producción.

En el año 2017 se sancionó la ley 27.350 para la "investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados", según consta en su primer artículo, pero esa legislación no ofrece un marco para el autocultivo o para su producción y desarrollo a nivel industrial, por lo que esta semana se presentó en el Congreso nacional un proyecto que reemplazaría esa norma.

La iniciativa pertenece a la diputada entrerriana del Frente de Todos, Carolina Gaillard, quien fue presidenta de la Comisión de Salud del Congreso durante el debate de la ley 27.350.

Según explicó Gaillard, el objetivo del proyecto es "garantizar el acceso efectivo al Cannabis para tratamientos de salud como derecho humano fundamental entendiendo que se necesita un marco legal integral" que hoy no existe.

La iniciativa, que ya recibió el apoyo de organizaciones como Mamá Cultiva Argentina, la Red de Cannabis Medicinal del CONICET (RACME) y la Cámara Argentina de Cannabis, contempla la creación de figuras como la de “cultivador/a solidario/a”, los clubes de cultivo y el cultivo con fines de producción y/o comercialización de Cannabis para la salud.

Además de facilitar el acceso a las distintas presentaciones del aceite de cannabis para usos medicinales se lograrían las condiciones para el desarrollo de una industria de Cannabis para la salud considerando es una fuente de generación de empleo genuino y potencialmente de ingresos de divisas a nuestro país.

El proyecto estipula la creación de un Instituto Nacional de Regulación y Control del Cannabis (IRCA) que funcionará como autoridad de aplicación de la ley en articulación con los órganos estatales, científicos, académicos y de la sociedad civil abocados al tema.

La investigación y el desarrollo científico y tecnológico del Cannabis para la salud serían coordinados con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, el CONICET y las Universidades Nacionales, mientras que desde el Instituto Nacional de Semillas (INASE), se creará un Banco de Semillas que buscará garantizar un precio justo y razonable para su acceso.

Además, con la nueva ley se crearía un sistema único de licencias para autorizar el cultivo, producción, comercialización, importación y exportación de Cannabis para la salud, y productos que lo contienen, que serían gratuitas para autocultivo y cultivo solidario.

El nuevo texto despenaliza todas las acciones vinculadas al cultivo, producción y comercialización de Cannabis para la salud, y de aprobarse brindaría garantías para los procedimientos penales bajo el principio pro usuario de cannabis medicinal.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario