de pie
Santa Fe | canopia | Ciudad de Santa Fe | Santa Fe

La primera canopia urbana avanza en su construcción

La canopia consiste en la instalación de un techo de materiales reciclados y vegetación que propiciará el encuentro de vecinas y vecinos.

En el marco de las mejoras integrales que se concretarán en la plaza de Nueva Pompeya, ya se puede observar un trabajo que cambiará la fisonomía de ese sector. Se trata de la primera canopia urbana que se construye en la ciudad de Santa Fe y que está avanzando con la colocación de 48 columnas que sostendrán las mallas. Además, se colocaron 4 columnas de iluminación general que contarán con 20 lámparas en total.

Los trabajos en Nueva Pompeya se enmarcan dentro del Plan Integrar, a partir del diálogo en la Red de Instituciones del barrio y dentro de la intervención integral que se lleva a cabo en la zona. Concretamente en este espacio verde trabajan cuatro cooperativas de trabajo y cada una realiza una tarea específica.

Una canopia urbana es una copia de la naturaleza recreada en los espacios públicos barriales. En las selvas y los bosques, la vegetación forma naturalmente distintas capas que contribuyen a filtrar el sol, atenuar los vientos, moderar las temperaturas. Ese manto protector se creará en estos barrios de la mano del reciclado de bolsas de residuo y su posterior trenzado para confeccionar los paños de la canopia.

unnamed (2).jpg

Un lugar para el encuentro

Esta primera intervención en Nueva Pompeya “es fruto del trabajo conjunto de la Municipalidad, organizaciones sociales y vecinos comprometidos para dar al barrio un espacio público digno”, destacó Paola Pallero, titular de la Agencia Hábitat de la Municipalidad de la ciudad de Santa Fe. Agregó que se trata de una serie de obras que van a mejorar en forma integral el barrio. La experiencia se replicará en San Agustín, Las Lomas y Varadero Sarsotti.

En esa línea, la funcionaria destacó que la canopia urbana busca “dar a los espacios públicos barriales un ambiente amable para su comunidad. Es un lugar para el encuentro, para el descanso, para el juego y para el trabajo, un lugar accesible y visible”.

“Pero, lo más importante, es una invitación abierta a los vecinos para construir y sostener un espacio compartido con identidad barrial. Queremos trabajar con la gente con la certeza de que garantizar el derecho a la ciudad implica también cultivar la responsabilidad ciudadana y de que sólo podemos construir una ciudad mejor con la participación comprometida de sus habitantes. El trabajo con las cooperativas permite la participación laboral del barrio”, concluyó Pallero.

Mejoras integrales

Las 48 columnas de la canopia que ya se colocaron en la plaza del barrio Nueva Pompeya, sostendrán las mallas de bolsas recicladas, que están siendo tejidas por los propios vecinos. Aquí trabajan también las cooperativas dedicadas al reciclaje ya que esta iniciativa implica cuidar el ambiente a través de la recuperación de bolsas. Con el paso del tiempo, esa trama (malla) de las canopias va desapareciendo al ser cubiertas por las enredaderas, que serán las encargadas de generar el techo de vegetación buscado.

“Estamos en el corazón del barrio Nueva Pompeya y nos encontramos con un espacio público carente de cuidados y de equipamiento y hoy estamos avanzando con una serie de obras”, destacó Pallero. En esta línea, en la plaza se están ejecutando 600 m2 de solados de hormigón armado y un sistema de zanjas de infiltración para el desagüe del lugar, que evitarán la permanencia del agua de lluvia.

Por otro lado, se renovará el playón deportivo con un nuevo solado y cestos de básquet. También se están construyendo bancos en toda la plaza y, en cuanto a vegetación, a los 21 timbós adultos y 7 palmeras que ya se colocaron -y cuidan los propios vecinos de la plaza-, se plantarán varios ejemplares más.

unnamed (4).jpg

Experiencias

Gabriela Corvalán vive en otro sector del norte de la ciudad, pero su mamá está en barrio Nueva Pompeya y colabora en la copa de leche del Movimiento Los Sin Techo. Cuando se enteraron de la idea quisieron sumarse. “Es una experiencia muy buena, aunque trabajar el material no es fácil porque a veces las bolsas recicladas cambian su grosor. Me sirvió también para despejar mi mente, como la técnica era difícil, tuve que practicar mucho y lo usé como terapia para olvidarme un rato de los problemas”, contó esta vecina que, junto a otras, teje las mallas que irán en la parte superior de las columnas.

Por su parte, Emiliano Falcón es uno de los 14 integrantes de la cooperativa de trabajo Casa Base Santa Fe, una de las cuatro que trabajan en el lugar. “Estamos poniendo en valor la plaza del barrio. Ahora hacemos los trabajos de hormigón, también los desagües y luego se colocarán las luces, entre otros. La idea es recuperar este lugar para los vecinos porque estaba un poco abandonada y es importante que tengan algo bueno. Ahora tienen que disfrutarla y cuidarla”, detalló.

Vegetarianos

Dejá tu comentario