Nacionales |

Capital Federal: pondrán 300 cámaras y un nuevo centro de monitoreo

Más cámaras de seguridad y más ojos observando lo que ocurre en las calles. Esa es la nueva herramienta que eligió el Gobierno porteño para combatir la inseguridad y para responder lo antes posible ante una emergencia. Actualmente, la Comuna controla unas 200 cámaras, pero antes de fin de año podría llegar a 500, según le confirmó ayer a Clarín el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro. Por eso, en mayo i­naugurará en su sede de la avenida Patricios un nuevo centro de monitoreo con mayor capacidad de control. En los próximos meses, la Comuna sumará 59 cámaras propias en los principales accesos a la Capital y sobre la General Paz. Allí se utilizarán cámaras fijas y domos, que son más caros pero permiten una rotación de 360 grados. Además, el Gobierno controlará unas 100 cámaras nuevas que se están colocando en las nuevas estaciones de la línea A y en toda la H. Y el jefe de Gobierno inaugurará el próximo jueves seis cámaras instaladas en el Distrito Tecnológico de Parque Patricios. Como las cámaras son muy caras, el Gobierno inició una ronda de convenios con asociaciones de vecinos y comerciantes, que se hacen cargo de los gastos (generalmente, las alquilan a $ 2.000 mensuales) y, a cambio, le delegan el monitoreo al Ministerio de Seguridad. El miércoles se firmó un acuerdo con la Asociación Amigos de Recoleta, que se suma a los ya cerrados con los comerciantes de Parque Lezama y con la comunidad coreana, instalada en el Bajo Flores, muy cerca de la Villa 1-11-14. Los tres convenios incorporarán unas 50 cámaras en los próximos sesenta días. Y ya hay conversaciones para firmar otros cinco convenios y agregar cámaras en Palermo Soho y Palermo Hollywood; en la plaza Naciones Unidas, junto a la facultad de Derecho; en la zona de Liniers; en la avenida Patricios y en Corrientes. "Nosotros les recomendamos qué tipo de equipos utilizar y dónde ponerlos", explicó Matías Molinero, subsecretario de Seguridad Urbana. Precisamente por la multiplicación de cámaras, el Ministerio de Seguridad ampliará y trasladará su centro de monitoreo. "Tendremos 16 operadores las 24 horas mirando las cámaras", confirmó Montenegro. Cada uno controlará tres monitores y avisará a la autoridad correspondiente. "Si hay un incendio, debe llamar a Bomberos, si hay un derrumbe, a Emergencias, y si es un hecho de inseguridad, a la Policía", agregó el ministro. Igualmente, todas las imágenes se guardan durante 30 días hábiles, aunque están disponibles únicamente ante una orden judicial. Mientras tanto, ya relevan en toda la Ciudad cuántas cámaras de seguridad hay actualmente en manos de privados. Y se colocaron carteles azules para que todos los vecinos puedan saber dónde están las del Gobierno porteño.

Dejá tu comentario