de pie
Santa Fe | Cárcel de Las Flores | Santa Fe | Ministerio de Seguridad

Cárcel de Las Flores: inauguraron pabellones para menores

La Provincia inauguró dos pabellones de alojamiento en el Centro de Responsabilidad Penal Juvenil, ubicado en la cárcel de Las Flores.

Este martes, el gobierno de Santa Fe inauguró dos pabellones de alojamiento en el Centro de Responsabilidad Penal Juvenil (CRPJ), ubicado en la cárcel de Las Flores. La obra demandó una inversión oficial de más de 46 millones de pesos.

El secretario de Justicia, Gabriel Somaglia, explicó que se trata de “dos pabellones pertenecientes a dos sectores bien marcados, para alojar un total de 12 internos. Se trata del área que tiene la misión de resguardar a los menores que delinquen, que tienen responsabilidad penal", es decir, aquellos de 16 y 17 años.

"Esta es una obra que reúne los requisitos que exigen los estándares internacionales para que los menores que estén aquí puedan tener un proyecto de reinserción, acorde a los requerimientos”.

“Son unos de los primeros pabellones abastecidos con energía solar que no tienen duchas comunitarias sino individuales en cada celda. Esto permite el resguardo de la intimidad y la posibilidad de que interactúen fuera del pabellón, en condiciones higiénicas apropiadas, y que dispongan de sectores para el esparcimiento”, añadió el funcionario.

Asimismo, la obra permitió mejorar las condiciones de trabajo del personal del Servicio Penitenciario, que contará con una cabina de vigilancia de primer nivel, con baño propio y dormitorio.

Respecto de la superpoblación de las cárceles, Somaglia recordó que “uno de los proyectos del Ministerio de Seguridad de la provincia es darle una funcionalidad diversa a las comisarías y, por otro lado, la secretaría de Asuntos Penales está tramitando la posibilidad de terminar de construir la cárcel federal, lindante a la ciudad de Coronda, para poder alojar allí una mayor cantidad de internos”.

Por su parte, la secretaria de Derechos Humanos, Lucila Puyol, señaló que “el único derecho del que están privados (los internos) es la libertad ambulatoria judicialmente restringida, y a nosotros como Estado nos toca acompañar en todos los otros ámbitos. Por eso tienen los estándares de DDHH necesarios para alojarlos, sus celdas individuales, duchas, baño, TV, lavarropas, microondas y heladera”, detalló la funcionaria y aseguró que “esto no debería asombrarnos: son personas privadas de la libertad cumpliendo una deuda que tienen con la sociedad y lo que queremos e intentamos es que se reinserten rápidamente”.

Finalmente, el director provincial de Justicia Penal Juvenil, Federico Lombardi, destacó que “el único camino posible para transformar la subjetividad de los jóvenes que transitan un proceso penal, es dándoles condiciones de vida digna. Nuestra idea es construir un régimen de vida que sea lo más parecido al afuera, donde el joven pueda tener educación; participar de talleres de oficio; y tenga derecho a la recreación y al deporte”, indicó.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario