Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | Instituto Médico Legal | Hospital Eva Perón | Derechos Humanos | Justicia | Rosario | Sudamérica

Caso Carlos Orellano: Problemas  en el inicio de la autopsia 

Los familiares del joven denunció "trabas" de la Justicia para dejar trabajar a una perito de parte. Aunque, Fiscalía desmintió esa versión y recomendó la autorización de un juez.

La familia del joven Carlos "Bocacha" Orellano denunció trabas de la Justicia local para que el equipo de la perito de parte Virginia Creimer pueda participar de la autopsia que estaba prevista para este mediodía. Sin embargo, desde Fiscalía negaron esa versión y apuntaron que la familia del joven cometió "un error" de interpretación respecto al protocolo a llevarse a cabo.

La controversia se originó minutos antes del mediodía, cuando el cuerpo del joven iba a ser trasladado hacia el hospital Eva Perón de Baigorria, donde le iban a practicar una tomografía "multislice" para saber si el cuerpo presenta microfisuras o fracturas, entre otros estudios. Esta, precisamente, es la primera etapa de la autopsia que continuará en el Instituto Médico Legal (IML) con todos los peritos de parte presentes y la familia del joven, lo cual lo establece el protocolo de Minnesota, entre otros puntos.

Aún así, Edgardo, el padre del joven, sostuvo que la Justicia local "embarra la cancha" en no dejar participar a su entender a la perito Virginia Creimer, quien vino a Rosario con todo su equipo para participar del estudio forense a fin de buscar las causas y data de muerte de Bocacha.

"Este equipo trabajó en el caso Nisman, es prestigioso en toda Sudamérica y no lo quieren dejar trabajar, esto es poner palos en la rueda", dijo Orellano. "Si no dejan trabajar a la doctora Creimer, directamente voy a pedir que se suspenda a autopsia", agregó.

"Nos notifican que mi equipo no va a poder ingresar a realizar las prácticas", señaló Creimer, al tiempo que apuntó: "Lamentó que no suene humilde pero, además de escribir un libro sobre las ciencias forenses y los derechos humanos, soy la persona con más experiencia en protocolo de Minnesota, por eso intervine en causas como Franco Casco, Pichón Escobar y María de los Angeles Paris".

"Intervine con bisturí en mano porque, en ese momento, en el Instituto Médico Legal no sabían cómo aplicar el protocolo", sostuvo Creimer.

No obstante, fuentes de Fiscalía deslizaron desmintieron la versión que denunció públicamente la familia de la víctima y aseguraron que "fue el propio Instituto Médico Legal el que no permitió tal intervención" que solicitaba la querella, y que para tal fin le recomendaron solicitar ese pedido a la Justicia.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario