Nacionales | Buenos Aires | Chevrolet | Buzos Tácticos | Policías | Prefectura Naval

Cayó un auto al Riachuelo y murió un nene de 8 años

El pequeño viajaba junto a su padre, de 48 años, que logró salir a la superficie por sus propios medios. El cuerpo fue encontrado unas ocho horas después.

El drama se apoderó del domingo a la mañana en el límite sur de la Ciudad de Buenos Aires. Un auto en el que viajaba un hombre de 48 años y su hijo de 8 cayó al Riachuelo durante la madrugada. El adulto logró recomponerse y salir a la superficie por sus propios medios, pero lamentablemente el pequeño perdió la vida en las profundidades.

Unas ocho horas después de sucedido el accidente, especialistas de Prefectura Naval y de la Policía de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires hallaron un cuerpo, que fue rescatado del agua y trasladado en una bolsa cerrada a una ambulancia del SAME.

El titular de esa entidad, Alberto Crescenti, confirmaría unos minutos después que se trataba del cadáver del pequeño: "Lamentablemente se constató el fallecimiento de este menor por el equipo del SAME. Yo dije que hasta no saber, no encontrar el auto y el cuerpo no había que decir nada. Ahora está constatado su fallecimiento. Fue algo lamentable", dijo.

El hecho ocurrió poco antes de las tres de la mañana del domingo sobre la calle Pellegrini, a unos 150 metros de la llegada al puente Bosch. El hombre, de iniciales S.E.S., conducía un Chevrolet Aveo negro, cuando en una zona de curva y contracurva perdió el control, rompió una baranda protectora y cayó al agua.

Según las primeras informaciones, el hombre salió desesperado del agua pidiendo ayuda a los gritos. Allí, fue atendido por dos policías de la Ciudad de Buenos Aires que controlaban la zona y fue entonces cuando comentó que su hijo de 8 años, de iniciales M. S., viajaba con él en un asiento trasero.

En las primeras horas de la mañana, buzos tácticos del cuerpo de bomberos de la Ciudad de Buenos Aires y de la Prefectura Naval habían iniciado un rastrillaje junto a la orilla con el fin de poder encontrar el vehículo. Al haber una visibilidad nula en las aguas, el barrido se realizaba mediante tanteo a ciegas.

"Estamos haciendo un rastrillaje con buzos tácticos por la orilla. Se hace un barrido hacia el puente Bosch con ayuda de personal de la Prefectura Naval", afirmó en su momento Andrés Rosa Fioriti, responsable del cuerpo de bomberos.

En el lugar trabajaron 50 efectivos de Policía de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires, un barco de la Prefectura Naval y tres dotaciones de bomberos.

"Se encontró el vehículo en el margen derecho, en la parte central. El menor se encontraba en el interior del mismo. Se había desplazado unos 30 metros respecto al lugar donde nos habían dicho que había caído el auto", afirmó ante los medios de prensa.

"El niño no se encontraba con el cinturón de seguridad puesto", añadió.

A su vez, Bernardi indicó que faltaba una parte de la baranda que separaba la calle Pellegrini del Riachuelo. Se estima que esa baranda fue derribada por el vehículo.

El hombre, que según los testigos, intentó ingresar al agua para rescatar a su hijo, quedó internado en el Hospital Penna. El subcomandante Bernardi indicó que, de acuerdo a los especialistas del SAME que lo atendieron, el hombre exhalaba aliento etílico. Se teme que consumió una importante cantidad de alcohol antes de manejar su auto.

De acuerdo a las primeras informaciones, la madre fue notificada por lo sucedido y viaja desde la provincia de Tucumán hacia Buenos Aires.

Dejá tu comentario