Lotería |

Chicos limpiavidrios formarán una cooperativa de trabajo

La iniciativa de Promoción Comunitaria y Gobierno de la Municipalidad comprenderá a unos 40 jóvenes, de 14 a 18 años- Pretende que, a futuro, se pueda desembocar en el pleno empleo. Los santafesinos vemos a diario en muchas esquinas estratégicas de nuestra ciudad, fundamentalmente de avenidas con semáforos, a grupos de jóvenes que se ofrecen -algunos, de mala manera- para limpiar el parabrisas del vehículo que se detiene allí unos segundos. Estos limpiavidrios fueron relevados por la Secretaría de Promoción Comunitaria de la Municipalidad, motivo por el cual están identificados y se les realizó el estudio social correspondiente. En total, suman 72, muchos de los cuales tienen un oficio y la mayoría completó la escuela primaria. Sin embargo, esa repartición admite que no son todos los que están a la espera de una ayuda de la comunidad, ya que también hay otros chicos que se rebuscan una moneda luego de hacer malabarismo o de abrir las puertas de los autos en algún sitio de mucho concurrencia. Posiblemente, en el mes de marzo, comenzará a desarrollarse una experiencia piloto -inicialmente- con 40 de estos chicos limpiavidrios, que tengan entre 14 y 18 años. Promoción Comunitaria está finalizando las gestiones -según anunció- para formar la primera cooperativa de trabajo con ellos. Silvia De Cesaris, secretaria de Promoción Comunitaria de la Municipalidad, explicó que "esta cooperativa de trabajo es un proyecto de reinserción e inclusión social, y ya no tanto de contención, además de laboral, de estos jóvenes". Aseguró que "seguimos las instrucciones y la política que viene de la Nación y del intendente Balbarrey, que refieren a que todo proyecto social esté acompañado por un proyecto de reinserción laboral. En esto estamos trabajando con la Secretaría de Gobierno y esta iniciativa se enmarca en la ley 26.061, de menores, por lo cual estarán representados por sus padres o tutores". Recordó que el intendente Martín Balbarrey solicitó la autorización para el funcionamiento de esta primera cooperativa de servicios y trabajo de menores (comprendida dentro de la resolución 2.038 de 2003) al Instituto Nacional Asociativo y Economía Social (Inaes), que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Uniformados e identificados La funcionaria precisó que el objeto social de esta cooperativa será ofrecer trabajo y servicios, que estarán subvencionados por empresas locales. Éstas determinarán cuáles son sus necesidades y, de esta manera, qué trabajos realizarán los jóvenes. En este sentido, dio un ejemplo: si una empresa pretende hacer publicidad en la vía pública, los jóvenes deberán estar en las esquinas con carteles o distribuyendo folletería de esa firma. No obstante, aclaró que "siempre tendrá que ser un trabajo que no tenga riesgos y que se realice en horarios diurnos, respetando las leyes vigentes". De Cesaris adelantó que los menores serán capacitados con relación al trabajo o servicio que tengan que cumplir y van a estar uniformados e identificados. Cobrarán por esta prestación un haber mensual. Pero, la funcionaria municipal aclaró un punto importante en esta iniciativa: "Los chicos que formen la cooperativa van a tener que prestar servicios durante unas 6 horas diarias pero también deberán dar dos contraprestaciones: educación y salud, según las exigencias del municipio. Si los menores no terminaron la EGB deberán terminarla y si la han hecho pueden optar por continuar el Polimodal o una escuela técnica para aprender un oficio". Empresas a confirmar De Cesaris adelantó que "posiblemente en marzo comenzará a funcionar esta prueba piloto, con aproximadamente 40 jóvenes, aunque aún restan las últimas reuniones con las empresas para poder efectivizarlo". Pero como no pudo adelantar cuáles empresas estarían interesadas en participar de este proyecto, sólo mencionó que será el intendente el que dará a conocerlas oportunamente. Por último, informó que un equipo interdisciplinario -integrado por asistentes sociales y abogados, entre otros profesionales- llevarán adelante el programa y su correspondiente monitoreo, ya que si los jóvenes no cumplen con las exigencias de esta iniciativa serán dados de baja de la cooperativa. También estará a cargo de la capacitación previa, tarea para la cual se agregarán personas especializadas en diferentes oficios. El Litoral

Dejá tu comentario