Deportes |

Cinco codazos y un rodillazo: el salvaje y polémico nocaut en la pelea estelar de UFC.25 de febrero de 2018 (Infobae)

El estadounidense Jeremy Stephens salió victorioso en el cruce que protagonizó ante Josh Emmett en el UFC on Fox 28.

El luchador estadounidense Jeremy Stephens fue el protagonista de un violento y salvaje nocaut en la velada que se llevó a cabo en la ciudad de Orlando, ante Josh Emmett. "Lil' Heathen" se impuso en la categoría pluma con polémicos golpes.

Los fanáticos que se hicieron presentes en el Amway Center de Florida vivieron una pelea cargada de tensión, en la que Stephens y Emmett, fieles a su estilo, se repartieron golpes constantes hasta el minuto 35 del segundo round.

El primer asalto fue para el de California, que logró derribar a Stephens. Sin embargo, en el segundo, un gancho de izquierda mandó a Emmett a la lona, a falta de un 3 minutos para el final.



El primer golpe fue el inicio de una cadena de impactos que terminaron dejando inconsciente al rival. Algunos de ellos podrían haberse considerado ilegales, ya que varios codazos fueron conectados en la nuca de Emmett, así como también el rodillazo, cuando ya tenía apoyadas tres extremidades en la lona.

"Ahora sabemos quién es el peso pluma más golpeador", expresó Stephens, que tuvo que ser detenido por el referí, ya que continuaba impartiendo golpes, pese al estado de inconsciencia de su oponente.


Ni bien terminó el combate, salió de la jaula y se dirigió directamente a donde se situaba su familia para fundirse en un abrazo y, con un gesto, pidió que su próxima lucha sea por el cinturón de la categoría pluma de la UFC.

Con la victoria de este sábado, el estadounidense acumula 28 victorias, 19 por nocaut, y 14 derrotas, siendo uno de los luchadores con mayor pegada de la empresa.

 

Dejá tu comentario