Santa Fe | Gobierno de la provincia de Santa Fe | Pablo Cococcioni | Santa Fe | Servicio Penitenciario | Twitter | Frente Progresista

Cococcioni le respondió a Acuña

El ex director general del Servicio Penitenciario de Santa Fe se refirió a los dichos del actual funcionario del área que dijo que desde la provincia se tomó "la decisión política de sacar" los celulares de las cárceles.

Tras los dichos de director general del Servicio Penitenciario de Santa Fe, Héctor Acuña que aseguraban que el Gobierno de la Provincia de Santa Fe tomó "la decisión política de sacar" los celulares de las cárceles, el ex conductor de dicha área, Pablo Cococcioni, salió al cruce y manifestó a través de su cuenta de Twitter que “la prohibición de que los reclusos utilicen celulares en las cárceles, con la consiguiente autorización para instalar inhibidores de señal, data de mediados de 2017. Se trata de leyes nacionales, cuyo dictado por las provincias sería inconstitucional”.

El secretario de Asuntos Penales, Héctor Acuña, acusó a la gestión del Frente Progresista de no tener voluntad para apoyar la instalación de inhibidores de señales.

En el mismo sentido, Cococcioni consideró que “acusarnos de no tener voluntad política para instalar inhibidores de señal es cosa de ignorante. Y hablar de su supuesta decisión política es una caradurez. Por supuesto, reconocemos falencias y cuestiones pendientes, de los que deberían ocuparse ahora”.

Embed

"Ya algunos años antes, y sin norma expresa que lo habilite, la provincia de Santa Fe avanzó en la compra de inhibidores de señal, lo cual nos valió un serio conflicto con la autoridad nacional de aplicación (Enacom), que llegó a ordenar el apagado de uno de los dispositivos", recordó en su red social Cococcioni.

Respecto a los números que Acuña reveló días atrás y que sostenían que en los primeros 40 días que lleva en el cargo "se han incautado por lo menos 500" teléfonos celulares, Cococcioni sostuvo que esa cantidad "es incluso inferior al de unos meses atrás. Estamos hablando de un Servicio Penitenciario con casi 7 mil reclusos, producto de una política que superó definitivamente el problema de los presos en comisarías”.

Si bien admitió "falencias y cuestiones pendientes", resaltó que para ocuparse de esto la actual gestión cuenta "con recursos materiales y humanos que desearíamos haber heredado nosotros en el 2007 cuando los presos se amontonaban uno encima de otro en comisarías atestadas, con policías ocupados en cuidar detenidos en vez de estar patrullando las calles".

Y finalizó: "Lo dijimos antes frente a otras operaciones, lo decimos ahora y lo seguiremos diciendo y demostrando con hechos, cada vez que utilicen la mentira y la falacia para intentar instalar un relato que no es tal. Hace 50 días que asumieron el gobierno, recibieron una provincia ordenada y funcionando. Pónganse a gobernar".

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario