Santa Fe | Santa Fe | Paraná | Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina | Entre Ríos | transporte público

Colectivo Santa Fe - Paraná: consideran "un retroceso" volver a viajar parado

La medida, dispuesta en 2013, se basó en la normativa nacional que prohíbe que pasajeros viajen parados en micros que transiten por autovías

En 2013, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) dispuso que las empresas de colectivos que prestan el servicio interurbano entre ambas ciudades capitales no transporten pasajeros parados y que solo puedan vender la cantidad de pasajes hasta completar los asientos de los coches. La medida se basó en la normativa nacional que prohíbe que pasajeros viajen parados en micros que transiten por autovías.

Sin embargo, en enero pasado, la Comisión de Coordinación de Transporte Urbano y Suburbano Nº 3 Santa Fe – Paraná, integrada por funcionarios de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos y de las municipalidades de ambas capitales, propuso que la CNRT autorice a las empresas de colectivos Fluviales y Etacer a transportar pasajeros parados, informó El Diario.

“A nosotros nos parece un retroceso”, dijo el Defensor Pablo Donadío en declaraciones a la prensa local.

El reclamo de mejoras sustanciales en el servicio de transporte es un tema en el que “venimos trabajando desde hace mucho años y fuimos copartícipes de la resolución que en 2013 determinó que los pasajeros debían ir sentados”, recordó el Defensor.

Esa medida fue una mejora importante debido al volumen de pasajeros que viajan de Paraná a Santa Fe y viceversa. Fue –acotó- un avance hacia mejores condiciones de transitabilidad y seguridad.

Respecto de las nuevas intenciones, el Defensor informó que hace unos días se anotició “de este acuerdo que habría entre funcionarios de Transporte de Santa Fe y Paraná, más las empresas prestadoras, por el que estarían haciendo una petición a la CNRT para que posibilite la incorporación de pasajeros parados”.

Seguidamente, aclaró que la Defensoría no participó de esas reuniones y tampoco fue invitada a hacerlo. Pero “aparentemente ellos han propuesto incorporar un pasajero de pie por cada línea asientos dentro del colectivo”, apuntó.

Tras considerar que de aplicarse esa disposición sería un desmejoramiento de las condiciones del servicio, mencionó que en estos años se fueron presentando otros problemas que “fuimos discutiendo de manera pública” y en conjunto con organizaciones representativas de usuarios, como son las que agrupan a estudiantes universitarios. Por ejemplo, los inconvenientes relacionados con las largas filas de espera. Detalló que se forma una única fila para tomar distintos servicios y éste es uno de los puntos más conflictivos porque cuando el pasajero está próximo a subir al colectivo para viajar a Santa Fe se encuentra que no es el coche con el destino que estaba buscando. Así, alguien que tiene que ir a la Facultad de Derecho, le toca un colectivo directo. Entonces qué hace ese pasajero –se preguntó-, ¿se va al final de la fila y vuelve a esperar o se queda al costado de la cola y entra en conflicto con el resto de los integrantes de la fila?”.

Sin embargo, estos problemas que vienen siendo motivo de fuertes reclamos de los usuarios no habrían sido tenidos en cuenta por la Comisión de Coordinación de Transporte Urbano y Suburbano Nº 3 Santa Fe – Paraná. “Nos parece que si es así, están predominando los interese de las ecuaciones de las empresas”, en vez de plantearse otras alternativas tendientes a la mejoría del servicio.

Pablo Donadío recordó que la problemática fue presentada, a pedido de la Defensoría de Paraná, en el ámbito de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra), en una reunión realizada en Viedma, el año pasado. La gestión, que incluyó la presentación de un informe por parte de representantes de la Federación Universitaria del Litoral (FUL) en el ámbito de Adpra, derivó en una reunión con autoridades del Ministerio de Transporte de la Nación, que se concretó en junio pasado. El encuentro, del que participaron Defensores de distintos puntos del país y estudiantes, concluyó con el compromiso de las autoridades nacionales de analizar el tema y proponer soluciones. Pero, luego, no hubo novedades. “No hemos tenido ningún tipo de respuesta ni resolución”, se lamentó.

La voz de los usuarios

En cuanto a las deliberaciones de la Comisión integrada por funcionarios provinciales y municipales, el Defensor Adjunto opinó que faltó la voz de los usuarios. Puntualizó que los usuarios, representados por organizaciones universitarias, Defensores del Pueblo, entre otros colectivos, no fueron convocados para esa instancia.

“Ellos (por la Comisión) siguen avanzando en una serie de tesis que desde nuestro punto de vista dista de la realidad o las necesidades de los usuarios. De todas formas creo que no hay ninguna puerta cerrada. La función justamente de un Defensor del Pueblo es trabajar, en primera instancia, por los derechos vulnerados de aquel que tiene una posición más débil y en este caso, sin dudas, es el usuario. (Es la parte del sistema que) no puede decidir qué recorrido hace el colectivo, el precio del boleto ni el tiempo del viaje. Nosotros estamos para acercar posiciones, facilitar una mesa de diálogo o generar condiciones para que las partes puedan llegar a acuerdos”, describió.

Como cierre de este tema, explicó que la regulación del servicio de transporte interurbano de pasajeros entre Paraná y Santa Fe es decisión y facultad exclusiva de la Secretaría de Transporte de la Nación. Y, en ese sentido, “el Estado, al ser un servicio público, tiene una responsabilidad. No puede mirar para el costado, no es una cuestión solamente empresarial. Por eso es importante que usuarios, Estado, empresarios, se reúnan a discutir esta temática. Es necesarios encontrar una solución porque es un servicio fundamental”, concluyó.

Ante la difusión del dictamen, el Defensor Pablo Donadío recibirá el jueves a estudiantes.

FUENTE: El Litoral

Dejá tu comentario