Sabta Fe conectada
Actualidad | farmacia | productos

¿Cómo se seleccionan los productos que van a tener las farmacias?

Una farmacia no deja de ser un negocio, el cual va a depender de las ventas para poder mantenerse en pie. ¿Cómo seleccionar los productos?

Si bien ofrecen un servicio esencial, las farmacias no dejan de ser un negocio. Eso significa que muchas veces la cantidad y la variedad de los productos y servicios que se ofrecen van a depender de una serie de factores clave. Entre ellos se encuentran la zona en la cual se encuentra, la cantidad de personas que se acercan y cuáles son las necesidades que suelen tener (o simplemente cuáles son los productos que suelen necesitar). Es por eso por lo que, a la hora de abrir una farmacia, hay que prestar especial atención a la hora de determinar cuáles son las cosas que van a ayudar a la rentabilidad del negocio. La elección de los servicios y productos van a ser un elemento estratégico clave que va a permitir que la farmacia pueda destacarse y posicionarse en el mercado.

En negocios que ya cuentan con años de experiencia, como es el caso de la Farmacia Morteo, el salón de exposición y el espacio de almacenamiento pueden ayudar a determinar cuál es la cantidad de productos, marcas y servicios que se van a poder ofrecer. Además, es necesario identificar las necesidades y requerimientos de los clientes potenciales, definiendo cuáles son sus necesidades comerciales y de salud para poder adaptarse mejor a ello.

Es entendible que estas necesidades pueden ser muy diferentes según la zona en la que la farmacia se encuentre. En el caso de una zona turística, es posible que haga falta más medicación de venta libre, en un barrio residencial se pueden necesitar más productos de higiene personal o productos como presurómetros o balanza de baño. Para identificar la naturaleza y distribución de estos clientes potenciales y realizar un análisis competitivo, lo más recomendable es realizar un estudio de mercado, el cual también puede ayudar a decidir cuáles son los productos, marcas y servicios que van a necesitar los clientes de la esfera de influencia de la farmacia.

Esto último también se puede hacer sin necesidad de contratar una consultora externa. Para conocer más sobre estas personas, es posible acercarse a las otras farmacias de la zona y ver cuál es la edad, sexo, poder adquisitivo estimado, motivos de la compra, si es cliente habitual o temporal, cuáles son los productos que compró y su se hizo algún comentario en el momento de la compra. Para elegir dónde llevar este estudio personal, conviene hacer un dibujo donde el diámetro sea las 3 farmacias más cercanas a la personal. De esa manera es como se puede encontrar el mercado objetivo. Otros de los factores que se pueden llegar a tener en cuenta son más complejos y difíciles de medir con herramientas propias. Es ahí donde deben entrar a participar los especialistas en investigación de mercado.

Como dijimos al principio, una farmacia no deja de ser un negocio, el cual va a depender de las ventas para poder mantenerse en pie. Si la idea es abrir una, es conveniente hacer estos estudios de mercado (personales y/o profesionales) antes de empezar los trámites necesarios para la apertura. De esa manera, es más fácil saber si este va a ser un proyecto con futuro.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario