Sabta Fe conectada
Entrevista | Vitamina D | Walter Manucha | Antonio Rico

"Con Vitamina D podemos contribuir a mejorar el sistema de defensa"

Así lo sostuvo en diálogo con el periodista y director de Agencia de Noticias DERF, Antonio Rico, Walter Manucha científico mendocino del CONICET, uno de los elegidos por el Ministerio de Ciencia y Tecnología para recibir financiamiento para su trabajo sobre el coronavirus y Vitamina D.

En mayo de este año, a través de un concurso que organizó la Agencia de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+I), el Ministerio de Ciencia y Tecnología se eligió a 65 investigadores locales para otorgarle un subsidio de 100.000 dólares con el objetivo de financiar sus estudios. Uno de los seleccionados fue Walter Manucha científico mendocino del CONICET.

En diálogo con el periodista y director de Agencia DERF, Antonio Rico, Manucha dio detalles de su investigación: “Teníamos cuatro proyectos posibles uno para geriátricos, otro para personal de salud, otro para pacientes y otro para la población en general, para hacer prevención, pero evidentemente la necesidad hizo que de dos que presentamos para personal de salud y para pacientes, ganara el financiamiento el de los pacientes”.

“Nosotros hace 15 años estudiamos la Vitamina D, receptores de Vitamina D en distintas enfermedades que matan a mucha gente más que este virus como la diabetes y la hipertensión”, aseguró el científico y explicó que la Vitamina D es en realidad una hormona “que como tal regula más de 1.500 genes que tienen que ver con los huesos pero también con el sistema inmunológico y esa es la parte interesante del proyecto, que con Vitamina D en cantidad y calidad podemos contribuir de manera eficiente a mejorar el sistema de defensa, desde lo preventivo y desde lo terapéutico, no la vamos a comparar nunca contra una vacuna, no cumple ese rol, pero sí un rol inmunológico”.

Respecto a la Vitamina D obtenida de la exposición al sol, Manucha manifestó que “15 o 20 minutos, en horarios que no provoquen daños, aporta un nivel importante de Vitamina D, pero el sol, el salmón, los lácteos, el huevo, hay muchos alimentos que aportan niveles importantes de Vitamina D, pero hoy en día no estamos hablando de niveles de Vitamina D para los huesos, estamos hablando de que hacen falta niveles de Vitamina D que está muy por encima de las guías internacionales o sea que si queremos mejorar el sistema inmunológico no es suficiente lo que dicen las guías internacionales”.

“Por eso hay grupos muy grandes en Europa y Estados Unidos de científicos y médicos especialistas que están recomendando a la población consumir Vitamina D, asesorado por un profesional médico”

En caso de un paciente con coronavirus en etapa no aguda, el especialista reveló que se debería cuadruplicar o quintuplicar “lo que las guías recomiendan, o sea, 4.000 unidades internacionales por día es lo que se recomendaría como medida profiláctica en tiempos de pandemia y que no solamente va a proteger del coronavirus sino de otros procesos infeccioso, porque se ha visto desde hace ya muchos años que la población del mundo tiene un déficit de Vitamina D y que esos déficit predispone a muchas enfermedades entre ellas la diabetes tipo dos, hipertensión, cardiopatías, todo lo que tiene que ver con procesos cardiovasculares, inclusive neurológico”.

“Nosotros empezamos a atar cabos sueltos y dijimos si el proceso inflamatorio en el común denominador no es tan aberrante plantear como hipótesis dar una sustancia antiinflamatoria frente a un virus que lo produce es inflamación”

Sobre la toma recomendada, Manucha sostuvo que “algunos recomiendan en pacientes con comorbilidad tomar 100 mil unidades internacionales cada 15 días pero está el criterio médico para ver en cada caso qué es lo más recomendable” y aclaró que en pacientes que están tratando actualmente la cantidad administrada es muy superior porque “son pacientes enfermos, ya no queremos prevenir, ahora queremos prevenir que el paciente se agrave”.

En otro tramo de la nota, el científico consideró que el problema es complejo y el abordaje tiene que ser multifactorial “por eso hoy en día ya no solamente se está hablando de pandemia sino que se está introduciendo un término nuevo que se llama sindemia que es cuando dos o más factores concurren para potenciar mal a la enfermedad” y ejemplificó: Si el virus ingresa en una persona que además es hipertenso, ya tiene un problema doble por eso se habla que hay que tratar a esta entidad nueva con múltiples aristas, no solamente con un antiviral o con una vacuna, también hay que hacer un abordaje psicológico y económico”.

Seguidamente, Manucha dio algunos consejos que podrían ayudar a afrontar mejor la enfermedad: “Lo primero que tiene que hacer la persona es vida saludable, no fumar, no abusar del alcohol, no abusar de las comidas, tratar de descansar e independientemente de acudir a la industria farmacéutica, muchas de las drogas y métodos existentes (suero equino, plasma, ibuprofeno inhalado) están siendo descartados, lo cual no significa que no hayan funcionado en algún individuo pero lamentablemente el método científico requiere de rigor, de un número de casos”.

El estudio con Vitamina D está planteado “en pacientes de evolución moderada o leve, no grabes, una dosis alta única de Vitamina D para mejorar la evolución de ese paciente, no lo estamos aplicando en un paciente que ya está en cuidados intensivos con respiración mecánica asistida porque asumimos que no sirve”.

“En el mundo hay más de 40 investigaciones como la nuestra con distintas dosis de Vitamina D y eso va a servir para el conocimiento y sobre todo para poder entre todos llegar a una conclusión de decir la Vitamina D puede servir para coronavirus y para muchos otros procesos infecciosos”,expresó Manucha que para cerrar instó a no tener miedo “porque el miedo baja las defensas, hay que estar informados y responder en consecuencia con una buena actitud, no arriesgada”.

Dejá tu comentario