de pie
Santa Fe | Armando Traferri | Sain | juego clandestino

Continúa la guerra entre Traferri y Sain

El ministro de Seguridad cuestionó los dichos del senador provincial. "Mis acciones y declaraciones se conforman a mis obligaciones como legislador", respondió Traferri

En el marco del cimbronazo político y judicial que provocaron las declaraciones del ex fiscal de Rosario, Gustavo Ponce Asahad, detenido en la causa que investiga una red de juego clandestino en la provincia, en las últimas horas trascendió un nuevo intercambio en el seno del oficialismo.

El día martes, el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, envió una carta documento al senador Armando Traferri en la que asegura haber intentado “deshonrarlo y desacreditarlo públicamente” en su conferencia de prensa realizada en Rosario. Al respecto, el legislador le respondió lacónicamente: “No me moleste”.

La carta documento enviada por el funcionario, cuestionó lo declarado por el senador departamental por San Lorenzo en lo referido a las “expresiones intencionalmente destinadas a deshonrarme y desacreditarme públicamente, vertidas en su conferencia de prensa”, dijo el ministro.

“Sus dichos son mendaces, temerarios y maliciosos, ya que se valió de circunstancias manifiestamente falsas para descalificarme y agraviarme en los personal y en lo funcional con el innegable propósito de desviar la atención de su situación procesal penal». Y concluye: «Lo íntimo a que en el plazo de 72 horas proceda a exhibir en sede judicial los elementos de prueba que respalden sus expresiones difamatorias”, agrega el escrito.

En contra partida, el senador Armando Traferri le respondió de manera contundente: “En su calidad de Agente de la Administración Pública de la Provincia de Santa Fe, y cumpliendo con el juramento que ha realizado al asumir sus funciones, debe conocer, respetar y aplicar las normas de la Constitución Provincial y no alzarse contra ellas. Su tendencia irrefrenable al exabrupto con el consecuente desvío funcional, lo desubica y provoca estas inexplicables actitudes”.

“No me moleste. Cumplo con mis funciones de Senador de la Provincia de Santa Fe y mis acciones y declaraciones se conforman a mis obligaciones como legislador. El artículo cincuenta y uno de la Constitución Provincial, crea un status de indemnidad propio de la función. Por tanto remítase al cumplimiento de la ley y ubíquese en su rol», finaliza la carta.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario