de pie
ANSES Litoral |

Contra la iniciativa de Rosúa

Después que el ministro de Gobierno decidió crear un sistema de contacto con las centrales policiales aparecieron críticas de un sector tachero - La asociación de titulares de taxis, en cambio, está de acuerdo. La propuesta del ministro de Gobierno Roberto Rosúa de crear un sistema de contacto entre las unidades de taxi y las centrales de emergencias policiales para prevenir delitos ya generó discordia. Desde la cooperativa de trabajo Choferes Taxi Rosario denunciaron que “la resolución es consecuencia de un pacto entre el sindicato, la Asociación de Titulares de Taxis y los funcionarios, y no traerá soluciones al trabajo diario de los choferes”. La iniciativa de Rosúa surgió después de la reunión mantenida con representantes de los diferentes gremios que nuclean a los taxistas. El encuentro se realizó al finalizar la masiva movilización de autos amarillos y negros en reclamo de mayor seguridad tras el ataque que sufrió Jorge Poremba al ser baleado el miércoles de la semana pasada. “Hablamos de las falencias en seguridad, la ausencia de controles policiales, la falta de móviles y de personal de la fuerza. Pero como lo central fue pensar en resolver el tema de la comunicación surgió la idea de instalar este nuevo sistema”, señaló Mario Cesca, titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti). Conforme con el proyecto y con la predisposición de las autoridades de acercar soluciones a esta problemática, Cesca explicó que “se tratará de una tecnología que estará incorporada al interior de cada móvil y permitirá la comunicación directa entre el chofer y una central policial. Además, permitirá el rastreo satelital de la ubicación del coche”. El objetivo principal de este nuevo método es prevenir delitos. Sólo con un click en la botonera el conductor del taxi podrá dar aviso de alarma ante cualquier emergencia, aun sólo ante la sospecha de que el pasajero que recogió en la calle pueda abordarlo con el fin de asaltarlo. “Nos parece un adelanto en esta materia. Esto es lo más inmediato y en dos o tres meses podría estar implementándose”, expresó Cesca. Y abundó: “Hay que tener en cuenta que la delincuencia va cambiando el mapa permanentemente y la inseguridad no es sólo de los taxistas sino de toda la sociedad”. Aunque por ahora el sistema se incorporaría a los taxis no se descarta la extensión de esta nueva tecnología a otros medios de transporte como colectivos y remises. Por su parte, Juan Alberto Diene, presidente de la cooperativa de trabajo Choferes Taxi Rosario, se mostró disconforme con la propuesta. “Se trató de un pacto entre el sindicato y el gobierno y no traerá soluciones”. Para Diene, la única alternativa que podría mejorar la situación de inseguridad a la que están expuestos día y noche los tacheros es la bancarización del sistema. “Que el chofer de taxi no maneje dinero. Como se hizo con los colectivos en su momento se debería empezar a pensar en tarjetas magnéticas o bien en una máquina que permita abonar el viaje y dé vuelto”, argumentó. Diene no perdió la oportunidad para disparar contra el Sindicato de Peones de Taxi por no hacerse cargo de llevar adelante otras reivindicaciones que hacen a las necesidades del sector. “Representa más a los titulares que a los choferes y hay otros temas tan importantes como la seguridad que siguen sin resolverse: la falta de asignaciones familiares, vacaciones y recibos de sueldo”, criticó. Aunque antes de la implementación del nuevo sistema de comunicaciones impulsado por el ministro de Gobierno habrá un llamado a licitación, se prevé que la inversión del Ejecutivo provincial será de unos 4 millones de pesos. En ese sentido, Diene dejó sentado su temor porque el costo del mantenimiento recaiga sobre los choferes y no sobre los titulares. “Aunque el anuncio fue reciente, ya se habla de una empresa local de seguridad que estaría ofreciendo el servicio de instalación por el valor de 750 pesos por unidad y con un abono mensual de alrededor de 51 pesos que cada uno de nosotros deberá pagar”, manifestó. SIN DETALLES Durante la mañana de ayer se intentó desde diferentes medios de comunicación de la ciudad, sin resultado, establecer una comunicación con el subsecretario de Seguridad provincial, Gustavo Peters. La intención de los reiterados llamados de este diario y otros medios era obtener mayores detalles acerca de la implementación del sistema que permitirá el contacto entre taxistas y centrales de emergencia de la policía, para prevenir delitos. En los reiterados esfuerzos, ninguna autoridad del Ministerio de Gobierno quiso brindar detalles respecto de la iniciativa planteada por esa cartera a los tacheros, que por ahora permanece en un cono de sombra y despierta dudas en los propios taxistas de la ciudad. El Ciudadano
Vegetarianos

Dejá tu comentario