de pie
Actualidad |

Controla el apetito

Conoce qué hormonas crean sensación de saciedad, come para producirlas y suprime el apetito para tener un cuerpo delgado y sano. Entender un proceso tan complejo como el apetito no es fácil, porque hay muchos factores involucrados, desde los sentidos como el olfato, la vista y las texturas, hasta las hormonas que estimulan ciertas regiones del cerebro y el proceso psicológico de satisfacción. Los científicos han estudiado cuáles son las hormonas y regiones del cerebro relacionadas con las sensaciones de hambre y saciedad y han descubierto hallazgos sorprendentes. Los sentidos y la temperatura Para lograr sensación de saciedad, es importante tener una comida con diferentes aromas, colores y texturas, para lo cual se requieren ingredientes variados. La temperatura corporal también interviene en el control del apetito. El hambre baja la temperatura corporal, mientras que la satisfacción la aumenta. En muchos restaurantes ponen el aire acondicionado muy frío, lo que incita a las personas a comer más. Por eso te recomiendo comenzar tu comida con un caldo de verduras y finalizarla con una taza de té, ambos bien calientes. Las hormonas Hay hormonas que producen sensación de saciedad, la clave para controlar el apetito está en conocer cuáles son y comer para estimular su producción. Así podremos suprimir el apetito y ayudarnos a tener un cuerpo delgado y sano. 1. Ghrelina: Esta hormona produce hambre y se segrega cuando el estómago está vacío. La clave para evitar la producción de ghrelina está en retrasar el vaciamiento del estómago, consumiendo fibra, proteína y grasa. • Los carbohidratos pasan muy rápido por el estómago, provocando la producción de ghrelina. Para retrasar su absorción, necesitamos consumir proteínas y grasas cada vez que comamos carbohidratos. • Cuando vayas a comer un carbohidrato como arroz o espagueti, comienza por comerte la proteína. • Si comes pan, añádele un poco de aceite de oliva para retrasar su absorción. • Come a la misma hora todos los días y no te saltes comidas, pues los horarios fijos favorecen el control del hambre y la saciedad. 2. Colecistoquinina: Esta hormona envía señales de saciedad. Se produce en el intestino y viaja por los nervios sensoriales. • Se cree que la toronja es una productora de esta hormona y de ahí su reputación en el control del apetito. • Al consumir grasas ricas en Omega-3 se produce colecistoquinina, avisando que la comida ha terminado. Los alimentos que contienen Omega-3 son el aceite de linaza, semillas de linaza, chía, nuez, verdolagas, semillas de calabaza, girasol, ajonjolí, germen de trigo, vegetales verdes y pescados de agua fría. • Come despacio para permitir que los mensajes de saciedad lleguen al cerebro. 3. GLP1 y PYY: Cuando el estómago e intestino se distienden, estas hormonas mandan impulsos nerviosos al cerebro que evitan el apetito. La clave indispensable para darle volumen al estómago y tener sensación de saciedad es aumentar el consumo de fibra y tomar suficiente agua. • Consume dos platos de ensalada al día. • Come leguminosas como frijoles, lentejas, garbanzo, habas y chícharos. • Elige frutas con mucha fibra como ciruelas, fresas, zarzamoras y duraznos. 4. Leptina y PPAR: Regulan la entrada y salida de los azúcares y grasas a las células y cuando están activos queman la grasa. • Consume semillas de linaza, pues favorecen la quema de grasa. • Come pescados de agua fría como salmón, arenque, trucha y sardinas.
Vegetarianos

Dejá tu comentario