Actualidad |

Corazón y Riñón: Juntos en la salud y en la enfermedad. 27 de septiembre de 2018 (Eikasía)

Por la Cámara Argentina de Servicios y Productos de Terapia Renal.

Casi 6 millones de argentinos padecen algún grado de enfermedad renal, muy unida a las patologías del corazón.


Factores de riesgo como la edad avanzada, obesidad, tabaquismo, hipertensión arterial, dislipemia, diabetes, medicamentos, inflamación crónica, anemia, enfermedades sistémicas, son algunas de las causas que pueden afectar a estos órganos estrechamente unidos.


Corazón y riñón se encuentran fuertemente unidos,  trabajando de manera recíproca y coordinada, una alteración del equilibrio induce un daño agudo o crónico en el funcionamiento de los mismos.


Los pacientes con enfermedad renal tienen una frecuencia de 20 a 30 veces más de padecer lesión cardiovascular que la población general. La Enfermedad Renal Crónica es un potente predictor de enfermedad cardiovascular y esto se explica por la alta prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular.


También, se sabe que pacientes con Enfermedad Renal Crónica en estadios avanzados tienen más riesgo de morir por causas cardiovasculares (45%), como infarto agudo de miocardio, eventos cerebrovasculares isquémicos y hemorrágicos, enfermedad vascular periférica e insuficiencia cardiaca, que de progresar a enfermedad renal crónica terminal y su posterior ingreso a tratamiento dialítico.


Podemos decir entonces que si bien la enfermedad renal ocasiona problemas en la salud del corazón, la enfermedad cardiovascular también daña al riñón.


La identificación temprana de la enfermedad renal ayudará a detectar precozmente a aquellas personas con mayor riesgo de progresión de la enfermedad renal y mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.


La educación,  la práctica de hábitos saludables, la prevención y la consulta temprana con el médico son las claves para un mejor pronóstico de este grupo de personas de riesgo.

 

Dejá tu comentario