Actualidad | China | Corea | Coronavirus | Industria | Japón | Tecnología

Coronavirus y robots

Cómo la tecnología puede ir al rescate de la humanidad

En medio de la pandemia por el coronavirus, la robótica puede ser un gran aliado de la humanidad.

En establecimientos educativos de Shangai, New York y Tel Aviv entre otras, los alumnos crearon dispositivos robóticos que entregan pequeñas dosis de alcohol en gel a quién acerca las manos a alguno de sus sensores.

En tanto, en Japón, los alumnos crearon un escáner que mide la temperatura de todas las personas que transitan la escuela y avisa inmediatamente si alguien tiene fiebre.

Empresas como UVD colaboran con hospitales con robots que desinfectan habitaciones, salas de espera y pasillos utilizando rayos ultravioletas.

Por su parte, en China, las autoridades locales están utilizando pequeños vehículos controlados de forma remota para rociar un spray desinfectante en las zonas más densas.

“Reducir el contacto persona a persona, reduce significativamente la propagación del virus”, dijeron desde Rocos Global, una empresa de tecnología Neozelandesa que rápidamente creó un entorno global donde ingenieros, programadores, desarrolladores y usuarios pueden vincularse y pensar todos juntos estrategias innovadoras.

La empresa Pudu Technology Inc desarrolló un robot que entrega comidas adentro de hospitales. Recorre una habitación tras otra dejando bandejas alimenticias 100% desinfectadas.

En la industria de los negocios, se redujeron de forma dramática los encuentros cara a cara y se potenciaron servicios de teleconferencia. Por su parte, las empresas de drones están trabajando como nunca antes, recibiendo sin parar pedidos de cotización para hacer entregas y envíos por el aire, sin contacto humano.

Pero la estrella en éste rubro es la tecnología de hologramas para poder tener reuniones cara a cara, viendo los gestos de todos los presentes, sus miradas, escuchando sus voces, pero cada uno en diferentes partes del planeta.

Corea del sur desarrolló en tiempo récord una aplicación en la cual toda persona que tiene síntomas ingresa sus datos, y es citada en un horario particular en uno de los muchos puestos de control, en su propio auto, donde le hacen un pequeño test no invasivo que demora menos de 5 minutos.

Al día siguiente esa persona recibe en su App los resultados del examen y en función del mismo, le dicen cómo proceder. Si el resultado fue positivo y tiene que permanecer en cuarentena, le mandan información todos los días para un cuidado saludable.

Con toda ésta información, el estado también puede medir la evolución de cada región y observar en tiempo real cuales son las zonas más “calientes” y enviar equipamiento robótico a realizar desinfecciones más intensas.

El gobierno de Corea del Sur puso la App a disposición de cualquier país que quisiera utilizarla. En el pasado, en cada pandemia o epidemia mundial, fueron científicos, médicos y biólogos quienes protagonizaron la solución que permitió controlarlos.

En tiempos de robótica, inteligencia artificial y deep learning tal vez sea una buena idea sumar programadores al equipo.

FUENTE: Infobae por Leandro Swietarski

Dejá tu comentario