Internacionales | FMI | Fondo Monetario Internacional | Ajuste

Cuatro multinacionales se vieron golpeadas este último trimestre

Deutsche Bank, Daimler, Repsol y Boeing tuvieron importante pérdidas.

Tras el último informe sobre "Perspectivas de la economía mundial" presentado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), mostró un detenimiento en el crecimiento económico.

Por tal motivo, las multinacionales no son ajenas a estas caídas de la actividad económica.

Hubo cuatro grandes empresas que en este último trimestre tuvieron importantes pérdidas, que son Deutsche Bank, Daimler, Repsol y Boeing.

En el caso de la alemana Deutsche Bank, el banco perdió 3.200 millones de euros y eso repercutió directamente en la cantidad de empleados que tienen, ya que contaban en junio con 90.900 y tras las pérdidas netas, se vieron obligados a hacer un recorte que incluye el despido de la quinta parte de sus asalariados.

Pero no solo este año hubo un ajuste en lo laboral, ya en 2018 habían eliminado 6.000 puestos de trabajo.

En el caso de Daimler, fabricante de Mercedes-Benz, la pérdida fue de 1.200 millones de euros en el segundo trimestre.

Uno de los factores fue las provisiones del "dieselgate" y por el coste de la revisión de vehículos.

Asimismo, el presidente de Daimler, Ola Källenius, señaló "nuestro resultado se ha visto principalmente influido por los efectos excepcionales de 4.200 millones de euros".

En Repsol fue distinto, no hubo pérdidas netas, pero si sus ganancias se vieron disminuidas en un 43,9%.

Desde la empresa argumentaron que las razones de esta caída fueron la baja de los precios del crudo y la falta de elementos extraordinario

Otro de los motivos fue un descenso en la producción de petróleo y gas, ya que en América hubo tareas de mantenimiento.

En cuanto a Boeing, la empresa encargada de la fabricación de aeronaves tuvo una pérdida neta de USD 2.940 millones en el segundo trimestre.

La causa fue que los aviones 737 MAX no pueden volar hace cuatro meses por dos accidentes que provocaron la muerte de 346 personas.

Esta disminución en sus ganancias es la mayor en la historia de la compañía y todavía le queda a la empresa por pagar la indemnización a los familiares de las víctimas

Dejá tu comentario